La verdad, debo confesar, que fuera de haber traducido su libro Reconsiderando el Anciano, poco o nada sabía de su biografía.

Al abrir esta página, dedicada al libro que acabo de traducir y a otros que les iremos trayendo en el futuro, me sentí obligado a indagar acerca del hombre. Así pues, me dirigí a su página www.geneedwards.com donde tuve la oportunidad de leer su biografía.

Si están interesados, les ruego que vayan a ella y la lean, yo solamente les diré aquí lo que obtuve de su lectura.

Nació en el año 1932.

Tuvo muchos problemas en las escuelas primaria y secundaria debido a una dislexia.

No sabe, ni le interesan nada las matemáticas.

Para pasar la secundaria tuvo que estudiar mucho latín para compensar por las imposibles matemáticas.

A los 17 años, tuvo una colisión de gran magnitud con Cristo.

En el año 1952 se enrolaba en SWBTS que quiere decir algo así como la Escuela de Teología Bautista del Sur Oeste.

Fue a estudiar a Europa y en Zurich, Suiza, la cuna de los Anabautistas; estudió historia de la iglesia. Siempre ha estudiado historia de la iglesia.

Se graduó y comenzó su ministerio. Le chocaban muchas cosas de la iglesia institucionalizada. Predicaba con el alma y no con el Espíritu y la gente que le rodeaba no conocía bien al Señor y lo que era peor, no tenían interés en conocerle.

El sí, se sintió abrumado con la tremenda carga de su urgente necesidad de conocer al Señor y no sólo de conocerle, sino también experimentarle.

En el año 1962 abandonó la iglesia institucionalizada y desde entonces ha continuado en su incansable camino del conocimiento del Señor.

Desde entonces se ha dedicado a sembrar iglesias que se encuentran por todos los Estados Unidos.

También se ha dedicado a escribir libros, muchos de ellos están en Español y le iremos trayendo algunos poco a poco.

Gracias a Dios por el hermano Gene Edwards, una herramienta más que nos da Su inconmensurable Amor para que, de una vez por todas, podamos conocer y logremos experimentar a nuestro Señor.

Y por todo eso y en todo eso comulgamos.