DJB
El Evangelio de Marcos

 Lección 6 - El Evangelio de Marcos

Enero 28, 2009

Profesor Dale Martin: ¿Qué es un Evangelio y cómo debemos leerlo? La opinion popular cree que los Evangelios son biografías de Jesús, pero no son biografías, al menos en el sentido moderno. No obtenemos mucha información sobre la persona de Jesús en los Evangelios. No tenemos ni idea cómo se desarrollaron, cómo fue el paso de desobediente jovenzuelo a convertirse en un profeta apocalíptico. No sabemos sobre su relación con sus padres, sus hermanos y hermanas, no sabemos todas esas cosas que se espera que una biografía moderna, te diga.

Los Evangelios no son biografías. Un erudito dijo en cierta ocasión sobre el libro de Marcos que era una narrativa de pasión con una extensa introducción. ¿Qué quería decir con una “narrativa de pasión”? Pasión viene del latín “passio” que no solamente significa “deseo,” sí, podría significar eso en el mundo antiguo, pero también significa “sufrimiento.” Sufrimiento es lo que también significa y sufrimiento es lo que significó a Jesús su arresto, juicio, crucifixión y luego resurrección. Todo esto es lo que los eruditos llaman la narrativa de la pasión. Si nos fijamos, veremos que de esto es lo que se ocupa, en gran parte, el Evangelio de Marcos. Es este el Evangelio más corto en el canon. Solamente tiene 16 capítulos, por supuesto, los capítulos y versículos no se encuentran en el documento original, este solamente fue escrito. De hecho no tiene las palabras divididas y tiene muy poca puntuación. Era una letra mayúscula detrás de otra letra mayúscula, que es una de las razones que los antiguos tenían la tendencia a leer en voz alta. No leían en silencio para ellos. Una de las razones se debe a que es más fácil leer un texto que no tiene las palabras separadas, estaba todo en letras mayúsculas, carecía de puntuación, estaba dividida en frases, era más fácil leer si lo hacías en voz alta, así era la forma que los antiguos leían. No tenían los capítulos numerados, ni los versículos, esos fueron creados por la cristiandad en la Edad Media.

En un cálculo moderno, entonces, hay dieciséis capítulos en Marcos, el Evangelio más corto, y de ellos, un tercio está dedicado a la última semana de vida de Jesús, la narrativa de la pasión. Como un estudioso dijo: Marcos es la narrativa de la pasión con una larga introducción. Si leemos el capítulo 1, versículo 1, nos dirá “Principio del evangelio de Jesucristo, hijo de Dios,” y no dice de Marcos, ya que este nombre fue agregado más tarde. Este es el título del libro. Luego, en los versos siguientes, desde 1:2 a 1:13 tenemos una presentación inicial de Jesús, simplemente un poquito de él. Luego de 1:14 a 9:50 son nueve capítulos sobre el ministerio de Jesús en Galilea, sus sanaciones, sus enseñanzas, sus viajes, sus milagros que todos ocurrieron el Galilea que es de dónde él procede. Esto es, por supuesto, en el norte de Palestina, cuando Judea se encuentra en el sur. Luego los capítulos del 11 al 15 se refieren a la última semana en Jerusalén, de nuevo, cinco capítulos justo en esta última semana. Después el capítulo 16:1 – 8, los rumores de la resurrección.

¿Por qué digo rumores de resurrección? Porque si nos damos cuenta, en el evangelio de Marcos, si este termina en el 16:8, y ha habido alguna controversia acerca si terminaba ahí, pero en la mayoría de nuestras biblias modernas termina en 16:8. Si esto es cierto, no vemos al Jesús resucitado. Solamente obtenemos rumores – no aparece hablando en escena. Solamente escuchas rumores de que ha sido resucitado, o un reporte que él ha resucitado. Luego se les dice a las mujeres por medio de un joven, que estaba sentado en la tumba, probablemente representando a un ángel, diciéndoles que vayan a decirles a los otros discípulos que ha resucitado y que se reunirá con ellos en Galilea. Notemos que las mujeres no se lo dijeron, dice que las mujeres se asustaron corrieron. No obtenemos muchos detalles de la resurrección en Marcos, solamente la del joven, en la tumba, diciéndoles a las mujeres que ha sido resucitado. Una gran parte del libro nos cuenta acerca de la última semana de la vida de Jesús, y hasta en los diez previos capítulos, encontramos a Jesús hablando de su próxima crucifixión. Estas predicciones de la pasión, así las llamamos, ocurren y encontramos varias de ellas en el Evangelio de Marcos. Hay varias referencias a la próxima muerte de Jesús. Esto pone el foco principal de nuestra atención en la última parte del libro. ¿Es esto importante? ¿Nos dice algo sobre lo que el evangelio de Marcos es, si no una biografía? Miremos el final. Marcos 16, ahora bien, recuerden que quiero que traigan sus biblias a clase. ¿Por qué quiero que traigan sus biblias a la clase?

Estudiante: Porque usted nos va a mentir.

Profesor Dale Martin: Porque yo les voy a mentir. Yo les dire algo que no es verdad y ustedes necesitan verificarlo, de omnibus dubitandum.    

Marcos 16:1 -   Cuando pasó el sábado de la gran fiesta de la Pascua , María Magdalena, y María madre de Jacobo, y Salomé, habían comprado drogas aromáticas, para venir a ungirle.

Marcos 16:2 - Y muy de mañana, el primero de los sábados, vienen al sepulcro, ya salido el sol.

Marcos 16:3 -  Y decían entre sí: ¿Quién nos revolverá la piedra de la puerta del sepulcro?

Marcos 16:4 -  Cuando miraron, ven la piedra revuelta; que era muy grande.

Marcos 16:5 -  Y entradas en el sepulcro, vieron un joven sentado a la mano derecha, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron.

Marcos 16:6 -  Más él les dijo: No os asustéis: buscáis a Jesús Nazareno a quien colgaron del madero; resucitado es, no está aquí; he aquí el lugar donde le pusieron.

Marcos 16:7 -  Pero id, decid a sus discípulos y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo.

Marcos 16:8 -  Y ellas se fueron huyendo del sepulcro; porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.

Veamos, en alguna de sus biblias puede haber un párrafo y debajo un título diciendo “Un final más corto del Evangelio de Marcos”.

Todo esto que les fue encomendado se lo indicaron a aquellos cercanos a Pedro. Y después Jesús en persona, envió por medio de ellos, de este a oeste, la proclamación de la salvación eterna, sagrada e imperecible.

Luego veremos quizá unos párrafos, llamados por los editores, “El final más largo del Evangelio de Marcos,” que agrega unos versos más. No se los voy a leer, pero los incidentes que se nombran en este más largo final, pueden sonar familiares si conoces los finales de los otros evangelios. Lo que los eruditos piensan es que, en verdad, el Evangelio de Marcos, termina en 16:8. Algunos dirán, bueno, no es una manera adecuada de terminar un libro, las mujeres no dicen nada, solamente indica que tenían miedo y que huyeron asustadas, eso es todo. Hasta en griego, este final hecho con una simple y corta frase, es una extraña forma de terminar un libro en griego. Algunos eruditos han dicho que quizá no era la forma en que originalmente el libro terminaba, quizá Marcos lo estaba escribiendo y al llegar al capítulo 16 se murió de un ataque al corazón, o dejó abandonado el manuscrito y un ratón se comió el final. O se quemaron los últimos versos del Evangelio.

Obviamente los antiguos tuvieron el mismo sentido que nosotros con esta terminación, con la terminación del Evangelio en 16:8 y es por esto que tenemos el fin corto y el fin largo. Más tarde en otras composiciones de los escribas, escribas cristianos, quienes pensaron que no podía terminar el Evangelio de Marcos de esta manera, crearon estos versos y los colocaron al final del manuscrito que estaban copiando. Porque recuerdan que antes de la imprenta todos los manuscritos se hacían de uno en uno, dónde alguien sentado con una pluma, tintero y papiro copiaba el manuscrito palabra por palabra, así, otros escribas cuando copiaron esta parte, debieron haber agregado los versos adicionales. De hecho se parece más a los finales largos de Mateo, Lucas y Juan, los copiaron en estos párrafos y dijeron: “Esta es la forma en que realmente Marcos quería terminar su Evangelio.”

En el siglo XX, los eruditos modernos han llegado a rechazar la mayor parte de estas teorías. Al menos tomamos que el Evangelio de Marcos termina en 16:8, intencionalmente. Pero si hacemos esto tendremos que explicar el por qué se termina el Evangelio de esta manera, no es la forma normal de terminar un libro y no es la forma en que terminan los otros Evangelios. El mismo final de Marcos es uno de los problemas del texto que los eruditos piensan que tenemos que enfrentarnos.

Todo esto demuestra que los eruditos no leen los Evangelios como biografías o simplemente como una simple narrativa de los hechos. En la clase pasada traté de mostrarles que no pueden tomar el libro de los Hechos y las cartas de Pablo como si fueran una simple narración de lo que ocurrió, porque cada uno de esos documentos tienen sus propias agendas, los autores tienen cosas – puntos de vista que quieren presentar. Aprendemos a leer estos Evangelios en el siglo XX utilizando el método del criticismo histórico. La parte crítica de esto es que no significa necesariamente ser crítico, es decir, criticar el texto, simplemente quiere decir leerlo con unos ojos críticos, ojos interrogantes, si quieren, con ojos de duda, en algunos casos. Lo que nosotros hacemos es leer estos textos no por lo que nos dicen de los eventos del pasado, aunque esto también lo hacemos, sino que lo hacemos como si fueran documentos escritos con intención por autores que tienen sus puntos de vista que quieren exponer y cuentan su historia porque tienen un mensaje que trasmitir.

Lo importante para los eruditos modernos, no es la mayoría de las veces lo que ocurrió o que se encuentra detrás del texto, a no ser que estemos haciendo una investigación sobre el Jesús histórico, ya les enseñaré esto más adelante. La mayor parte del tiempo decimos, como autor ¿qué es lo que Marcos quiere hacer? Por tanto en este caso diremos, si así fue, ¿por qué terminar el Evangelio de esta manera? Notemos que este es el método crítico, que es el que enseño en esta clase y que es diferente o otras aneras de leer el texto. Esto no implica que yo esté diciendo que el método histórico-crítico sea el correcto o que yo les esté dando el significado correcto del texto. Yo creo que perfectamente legítimo para los cristianos, por ejemplo, leer estos textos para sacar su parte religiosa y ser utilizada en sus vidas. Para guía personal, doctrina, imagen de Jesús, ayudar a relacionarnos con Dios, o cualquier otra cosa. Bajo mi punto de vista es perfectamente normal, leer los textos teológicamente. Pero quiero dejar en claro que una lectura teológica no es lo mismo que una lectura histórico-crítica del texto. En esta clase estoy haciendo el papel de historiador.

No me importa si estos textos tienen algún punto teológico que decirles a ustedes o a mí personalmente. Lo que me importa es qué clase de mensaje teológico, tenía el autor, la intención de dar y ¿a quién estaba tratando de dárselo? La forma teológica de leer los textos es una forma perfecta de leerlos, pero no es necesariamente la histórico-crítica. Existen también forma literarias de leer estos textos y esta ha sido una forma muy normal de hacerlo por los departamentos de inglés, para los que escriben sobre el Evangelio de Marcos. Este evangelio, ha sido particularmente significativo para los modernos literatos, volver a contar o hablar sobre el Evangelio de Marcos, haciendo una lectura literaria del mismo. En este caso buscan cosas como la trama, la forma en que se lleva a cabo la historia. Los personajes y caracteres y que es lo que este carácter representa o qué es lo que este evento representa simbólica o literariamente. De la misma manera que se lleva a cabo el análisis literario de una novela, algunos eruditos modernos hacen lo propio con los evangelios. Es una manera perfectamente apropiada de leer los evangelios, pero no es la forma en la que me voy a concentrar en esta clase. Hay muchas otras formas, podrías decir, voy a hacer una lectura de-construccionista o post-estructuralista de Marcos; y esto se ha hecho. Pueden compra libros sobre esto. También pueden hacer una lectura de Marcos estructuralista y estos libros son los más aburridos de todos.

Hay muchas maneras de leer estos textos y yo les voy a enseñar el método historico-crítico y esto significa varias cosas. Significa que no vamos a leer el Evangelio de Marcos a través de los anteojos de Mateo, Lucas o Juan. Vamos a tomar el mismo Evangelio de Marcos por sí solo. No vamos a salir corriendo a buscar otro evangelio o al libro de los Hechos o las cartas de Pablo para que nos den una solución interpretativa de cómo podemos leer a Marco. Vamos a leer a Marcos, como Marcos mismo y esta es una de las reglas fundamentales del criticismo histórico: el no armonizar diferentes textos en la Biblia. Hay que tomarlos individualmente. Otra cosa es que tenemos que evitar el anacronismo esto es que no podemos atribuir un significado al texto de Marcos que no tenga sentido en el siglo primero, dentro de su propio contexto.

Por ejemplo, si eres cristiano, vas a leer algunos de los Salmos en la Biblia Hebrea refiriéndose a Jesús, la mayor parte de los cristianos así lo hacen. Cuando el salmista dice:

Salmo 110:1 Salmo de David. Dice el SEÑOR a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.    

Tradicionalmente los cristianos dicen, el primer “Señor” es Dios y el segundo Jesucristo y esta es una referencia en el Antiguo Testamento de Dios Padre y Dios el Hijo. Este es un salmo cristológico y es la forma teológica de leer el salmo. Pero no pasa la prueba del criticismo histórico porque los historiadores indicarán: el salmista no sabía nada de Jesús. Personalmente no está profetizando acerca de Jesús, estaba probablemente hablando del Rey David, los salmos hablan de David, o de los descendientes de David que están sentados en el trono de Judá. El anacronismo tiene que ser evitado en las lecturas historico-criticas.

Hay también otras clases de indicaciones que se hacen en una lectura crítica histórica y no se hacen en la teológica, o lectura literaria, e irán descubriendo estas en la medida que avanzamos en la clase. De hecho, en sus secciones, no esta sino la próxima, hablarán de cómo escribir una trabajo de exégesis, puesto que todos deberán escribir uno y sus jefes de sección les guiará por este método y les enseñará cómo se hace.

Si vamos a hacer esto, entonces, imaginemos qué clase de comunidad se encuentra este anciano personaje que llamaremos Marcos, continuaremos llamándole Marcos a pesar que no creemos que fue el histórico Juan Marcos quién escribió el evangelio, pero por conveniencia llamaremos los Evangelios escritos por Mateo, Marcos, Lucas y Juan, solamente por conveniencia. ¿Qué es lo que Marcos quería hacer con este texto? ¿Qué quería decir? ¿en qué clase de contexto histórico nos lo imaginamos?

En primer lugar vemos – inmediatamente vemos un sinfín de problemas con este texto. El primer problema – uno de los más famosos problemas es el secreto mesiánico. Este ocurre cuando una y otra vez en Marcos y también ocurre en otros evangelios, pero ocurre más en Marcos que en otros. Ves a Jesús haciendo algo y luego le dice a alguien que guarde silencio sobre lo que ha hecho.

Marcos 1:23  Y he aquí estaba en la sinagoga de ellos un hombre con un espíritu inmundo, el cual comenzó a gritar,

Marcos 1:24  diciendo: ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres: el Santo de Dios.

En otras palabras, el espíritu inmundo había hecho una correcta confesión cristológica de acuerdo al Evangelio de Marcos, pero Jesús le dijo:

Marcos 1:25  Jesús lo reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él!

Marcos 1:26  Entonces el espíritu inmundo, causándole convulsiones, gritó a gran voz y salió de él. 

Veamos ahora…

Marcos 1:34   Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y expulsó muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque ellos sabían quién era El.

Un momento, si Jesús va de un lado para otro y suponemos va anunciando que él es el Mesias, el Cristo, cuando la gente le reconoce, ¿por qué no les permite hablar? ¿por qué les ordena que no hablen? Lo hace a menudo con demonios, pero no es solamente a los demonios a los que les ordena silencio, también lo hace con la demás gente.

Marcos 1:40  Y vino* a El un leproso rogándole, y arrodillándose le dijo: Si quieres, puedes limpiarme.

Marcos 1:41  Movido a compasión, extendiendo Jesús la mano, lo tocó, y le dijo*: Quiero; sé limpio.

Marcos 1:42  Y al instante la lepra lo dejó y quedó limpio.

Marcos 1:43  Entonces Jesús lo amonestó severamente y enseguida lo despidió,

Marcos 1:44  y le dijo*: Mira, no digas nada a nadie, sino ve, muéstrate al sacerdote y ofrece por tu limpieza lo que Moisés ordenó, para testimonio a ellos.

Este es un testimonio de que ya no tiene lepra pero de nuevo le dice que no diga nada del milagro.

Marcos 1:45  Pero él, en cuanto salió, comenzó a proclamarlo abiertamente y a divulgar el hecho, a tal punto que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que se quedaba fuera en lugares despoblados; y venían a El de todas partes.

Entonces Jesús lleva a cabo un hecho importante y le dice a la persona – al demonio o la persona – no lo digas a nadie, la persona va y le cuenta a todo el mundo. Es un patrón. Esto es lo que nosotros llamamos – una de las viejas teorías acerca del secreto mesiánico. Un erudito moderno al principio del siglo XX dijo, bien, esto es lo que ocurre, los discípulos de Jesús, dice el autor del Evangelio de Marcos, sabían que Jesús no proclamaba abiertamente ser el Mesías durante el tiempo que estuvo vivo. Él fue proclamado el Mesías por sus discípulos después de su muerte. ¿Por qué toda esa gente no le reconoció como el Mesías cuando estuvo en vida? Este erudito dijo, bien, el escritor del Evangelio de Marcos decidió que debía haber sido un secreto la razón que llevó a Jesús a mantenerlo así. Jesús quería que fuera un secreto. Ahora bien, ¿cuál es el problema con esta teoría? ¿Puede alguno de ustedes encontrar el problema con esta teoría? La razón por la que encontramos el secreto mesiánico en Marcos se debe a que el pueblo sabía que Jesús no era abiertamente proclamado el Mesías durante su vida, así pues, esta es una artimaña literaria para explicar por qué Jesús no fue conocido en vida como el Mesías se debe a que Jesús lo guardó en secreto. ¿En qué está equivocada esta teoría? Sí, señora.

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Hay un lugar en el que dice, ve y cuenta. ¿Algún problema más?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: La gente, de cualquier manera, lo contaba. No explica que Jesús fuera proclamado el Mesías puesto que a todos los que les decía que no lo hicieran, lo hacían y por esto es que su fama se esparció por el territorio. Ha habido también muchas otras teorías acerca del secreto mesiánico. ¿Qué significado tiene? ¿Por qué les dice a las gentes que no lo digan? ¿Qué es lo que él quiere mantener en secreto? ¿Por qué todos van y lo cuentan? ¿Cuál es el verdadero significado de esto par la historia? Este es el primer problema.

El segundo problema es el de la mala interpretación. Veamos…

Marcos 2:16  Al ver los escribas de los fariseos que Él comía con pecadores y recaudadores de impuestos, decían a sus discípulos: ¿Por qué Él come y bebe con recaudadores de impuestos y pecadores?

Marcos 2:17  Al oír esto, Jesús les dijo*: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos; no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.

¿Es esto lo que quiero leer?

Bien, vamos a…

Marcos 15:34  Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: ELOI, ELOI, ¿LEMA SABACTANI?, que traducido significa, DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?

Marcos 15:35  Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Mirad, a Elías llama.

Bien, él no llamaba a Elías; lo que ocurre es que la palabra – eloi en arameo – suena como Elías, así pues la gente que estaba allí, malinterpretaba las cosas que ocurrían.

No era la gente alrededor, sino los discípulos, en Marcos, los mismos discípulos, la gente cercana a Jesús, eran los que mayormente se equivocaban. Espero que se den cuenta de esto cuando lean estos textos frente a una clase, ocurre, que en numerosas ocasiones, Jesús tiene que explicar las cosas a Pedro, a Jacobo y a Juan, sus más cercanos discípulos.

Marcos 4:40  Entonces les dijo: ¿Por qué estáis amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?  

En otras palabras, al llegar a este punto, en Marcos, ya le han visto hacer todo tipo de milagros.

Marcos 4:41  Y se llenaron de gran temor, y se decían unos a otros: ¿Quién, pues, es éste que aun el viento y el mar le obedecen?

Bien, nosotros somos los lectores, en el primer verso de este evangelio sabemos que es el Hijo de Dios. Todo el tiempo hasta llegar aquí, Jesús ha estado diciendo que Él es, o al menos los demonios lo saben y otras gentes lo han estado confesando y a pesar de todo este, los discípulos aún no lo saben.

Dense cuenta que mi intención acerca de esto no es decir que históricamente los discípulos de Jesús no entendían. No estamos buscando por lo que ocurrió, estamos mirando a la estructura de la narrativa. Qué clase de historia el autor nos cuenta y por qué la cuenta de esta manera.

Marcos 6:51  Y subió con ellos a la barca, y el viento se calmó; y ellos estaban asombrados en gran manera,

Marcos 6:52  porque no habían entendido lo de los panes, sino que su mente estaba embotada.

Aquí está Jesús haciendo otro milagro. Jesús había multiplicado los panes y los peces en la escena anterior. Debieran haber entendido que él era alguien especial. De alguna manera ellos no entendían lo especial de Jesús. Lo mismo ocurre en el capítulo 8, 17 – 21. Una y otra vez, cuando estudiamos Marcos, marquen las veces que se equivocan o no entienden cuando no deberían de haberlo hecho. Hay gente que lo reconoce. La primera persona que reconoce a Jesús en el Evangelio de Marcos eres tú, pues se le anuncia en el primer verso.  Las buenas nuevas de Jesucristo el Hijo de Dios. No todos los manuscritos lo tienen de esta manera, pero estas son las palabras originales de este verso. Se te dice, desde el primer verso, que Jesús es el Hijo de Dios.

No es un misterio para ti, lector, es parte de lo entretenido del Evangelio – Marcos y Juan, ambos juegan con esto. Te conducen, al lector, en una cierta clase de chistes y acertijos que los actores de la historia no comprenden. Esta es una de las cosas que Marcos hace con el lector, pero aún es muy difícil para nosotros el entender el total del secreto mesiánico y esta es una falta de entendimiento a pesar de que conocemos el secreto. La última persona que supo quién era Jesús y lo reconoció sin confusión alguna, fue el centurión romano en la cruz.

Marcos 15:39  Viendo el centurión que estaba frente a El, la manera en que expiró, dijo: En verdad este hombre era Hijo de Dios.

En la película “La historia más grande jamás contada” el centurión romano es John Wayne. No se le ve a él claramente, es solamente una sombra frente al sol. El centurión entonces reconoce que Jesús es el Hijo de Dios, al menos de acuerdo a lo que hemos leído. Los otros que reconocieron y entendieron a Jesús fueron los demonios.

Veamos ahora un punto crucial en el Evangelio y lo que les voy a mostrar es cómo yo, como un brillante y moderno erudito, ha presentado estos problemas, el problema del secreto mesiánico, el problema de la falta de entendimiento y todas estas cosas, también el problema del final, al cual llegaremos en un minuto y voy a tratar de hacer que todas estas cosas tengan sentido para ustedes. Hay otros expertos que probablemente piensen que no soy tan brillante y puedan darnos otras explicaciones, pero este es mi punto de vista y lo voy a defender, síganme con sus himnarios…

Marcos 8:27  Salió Jesús con sus discípulos a las aldeas de Cesarea de Filipo; y en el camino preguntó a sus discípulos, diciéndoles: ¿Quién dicen los hombres que soy yo?

Buena introducción, ustedes que son lectores inteligentes se dirán: estamos llegando al punto importante de este libro, porque a través de lo que hemos leído hasta ahora hemos tenido la pregunta de “¿quién es él, quién dice la gente que es, cómo lo entienden?” y tus antenas empiezan a recibir la impresión de que esta historia va a ser para ti una historia interesante.

Marcos 8:28  Y le respondieron, diciendo: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; pero otros, uno de los profetas.

Marcos 8:29  El les preguntó de nuevo:  Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Pedro, le dijo*: Tú eres el Cristo.

Marcos 8:30  Y El les advirtió severamente que no hablaran de El a nadie.

Aquí estamos de nuevo, Pedro contesta correctamente: “Tú eres el Mesías” y Jesús le dice, bien, pero no se lo digáis a nadie. Aparentemente, Jesús no es muy buen evangelista. No es Joel Olsteen o cualquiera sea ese de Houston, no es esa clase que van gritando a voces, al menos de acuerdo al Evangelio de Marcos.

    • Marcos 8:31  Y comenzó a enseñarles que el Hijo del Hombre debía padecer muchas cosas, y ser rechazado por los ancianos, los principales sacerdotes y los escribas, y ser muerto, y después de tres días resucitar.

¡Un momento! esto puede ser importante. Dio la orden de guardar silencio, pero ¿Qué es lo que el siguiente verso dice que hace? “entonces (καί puede traducirse por y o por entonces, en las versiones en español generalmente se traduce por y, en las inglesas por entonces. N.del T) comenzó a enseñarles que el Hijo del Hombre debía padecer grandes sufrimientos”, “Entonces comenzó a enseñarles…”. Entonces…, no antes.

Marcos es un escritor inteligente. Él coloca unas pocas sentencias cortas, como estas en su evangelio, en lugares interesantes y tú, el lector, deberás decir, “me está hablando directamente a mí”. “Lo está diciendo abiertamente, no es ya un secreto, esta parte quedó al descubierto.” No va a ser el fin del problema.

Marcos 8:32  Y les decía estas palabras claramente. Y Pedro le llevó aparte y comenzó a reprenderle.

Marcos 8:33  Mas El volviéndose y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro y le dijo*: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!, porque no tienes en mente las cosas de Dios, sino las de los hombres.

Pedro está diciendo algo así como “No, no, no, Jesús, no lo entiendes. Nos acabas de decir que eres el Mesías. El Mesías no sufre ni muere en la cruz, el Mesías viene con ángeles y reina en el mundo. El Mesías destrona a los romanos. El Mesías asienta la nueva Israel y todas las naciones se congregarán alrededor de ella. Tú eres el Mesías, eso es lo que tienes que hacer. No, tú no sufres y mueres, eso no es lo que hace el Mesías.”

En la antigüedad, no existe un pensamiento judío que acepte que el Mesías sufra y muera. Los cristianos modernos piensan, al menos es por supuesto lo que aparece a través del Antiguo Testamento, que estas declaraciones y poemas del Antiguo Testamento, no eran para el Mesías sino para otros profetas, u hombres santos de Dios que tenían que sufrir y ser perseguidos. Los pasajes del Mesías no se encuentran en ellos muerte y sufrimiento; se refieren a la venida del Rey, el descendiente de David. A ningún judío del siglo primero se le había pasado por la mente que el Mesías sería crucificado. Era simplemente contrario al sentido común. El Mesías no sufre, ni es flagelado, ni es crucificado.

Totalmente comprensible Pedro asume que Jesús está equivocado. Pedro le dice: “Tú eres el Mesías, no puedes sufrir y ser asesinado” y es en este momento que Jesús se da la vuelta y enfrenta a Pedro mirando a Sus discípulos ¿No es esta una sugerencia interesante, que se enfrente a Pedro mirando a sus discípulos?

Marcos 8:33  Mas El volviéndose y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro y le dijo*: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!, porque no tienes en mente las cosas de Dios, sino las de los hombres.

¿No es en sí una historia muy interesante, eso de enfrentarse a Pedro llamándole Satán?

Marcos 8:34  Y llamando a la multitud y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame.

Marcos 8:35  Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

Marcos 8:36  Pues, ¿de qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma?

Marcos 8:37  Pues ¿qué dará un hombre a cambio de su alma?

Marcos 8:38  Porque cualquiera que se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre también se avergonzará de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.

 

¿Qué está pasando aquí? Tenemos la correcta identificación de Jesús como el Mesías, inclusive de acuerdo a Marcos. Tenemos la orden del secreto en 8:30, tenemos la predicción acerca de la pasión – una de ellas y la primera de varias que veremos en Marcos. Jesús está diciendo, esto es lo que va a pasar, luego tenemos estas palabras “Y les decía estas palabras claramente,” una pequeña sugerencia. Después viene la mala interpretación de Pedro, pero ¿qué es lo que Pedro no entiende? Esto es lo que nos preguntamos. ¿Qué es lo que Pedro esperaba fuera diferente? Bueno, esperaba que el Mesías viniera triunfante con su ejército de ángeles. Luego viene el énfasis sobre el sufrimiento por el que todos tendrían que pasar, no solamente el Hijo del Hombre, sino todo el mundo y aquí tenemos una predicción sobre la gloria escatológica. Escatológica es una elegante palabra teológica que significa el fin de los tiempos, el estudio del final de los tiempos. Proviene de la palabra griega “eschaton” que significa, “el fin.” Esto lo verán si leen mucho acerca de la Biblia o la religión antigua, esta palabra aparecerá dentro de un contexto apocalíptico y escatología significa cualquier estudio o doctrina acerca del fin del mundo tal como lo conocemos. De hecho, cuando estaba en “Divinity school” después de graduarme, dirigía un coro pequeño y nos llamábamos “Los Eschatones.” Este es un chiste solamente entendible por los estudiantes de divinidad.

La predicción de la gloria escatológica que viene después del sufrimiento y luego seguido 9:2.

Marcos 9:2 Seis días después, Jesús tomó* consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y los llevó* aparte, solos, a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos;

Marcos 9:3 y sus vestiduras se volvieron resplandecientes, muy blancas, tal como ningún lavandero sobre la tierra las puede emblanquecer.

Marcos 9:4 Y se les apareció Elías junto con Moisés, y estaban hablando con Jesús.

Marcos 9:5 Entonces Pedro, interviniendo, dijo* a Jesús: Rabí, bueno es estarnos aquí; hagamos tres enramadas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

Marcos 9:6 Porque él no sabía qué decir, pues estaban aterrados.

Marcos 9:7 Entonces se formó una nube, cubriéndolos, y una voz salió de la nube: Este es mi Hijo amado; a El oíd.

Marcos 9:8 Y enseguida miraron en derredor, pero ya no vieron a nadie con ellos, sino a Jesús solo.

Marcos 9:9 Cuando bajaban del monte, les ordenó que no contaran a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del Hombre resucitara de entre los muertos.

De nuevo leemos en el versículo 9 el tema del secreto, como también el énfasis sobre la muerte. ¿Qué quiere decir todo esto? Lo que ocurre es que Marcos está tratando de hacer ver un punto importante, quizá a sus compañeros creyentes de su época. Aparentemente lo que Pedro no comprende de Jesús es que tendrá que sufrir y morir y si esto causa una redefinición de lo que Pedro endiente por Mesías, que así sea. Pedro necesita convencerse con una nueva redefinición de Cristo, el Mesías, si él no contempla la necesidad del sufrimiento en ella.

Imaginemos el contexto para este tipo de mensaje. Si se han dado cuenta, el estilo de escritura de Marcos es rápido, ¿se han dado cuenta las veces que utiliza la palabra “inmediatamente”?

Nota del traductor. Si buscan esta palabra en sus biblias en español no la podrán encontrar más de 4 o 5 veces, dependiendo de la versión. En inglés es diferente. Las palabras griegas que dan ocasión a ser traducidas por el equivalente de “inmediatamente” son dos: εὐθύς (euthus) y εὐθέως (eutheōs). Si buscamos estas dos palabras en la versión del Rey Jorge (inglés) la encontraremos unas 37 veces. En versiones modernas se encontrará menos veces.

El autor del Evangelio de Marcos necesita de un buen editor universitario de Yale o de un tutor de escritura, con esa rapidez de escritura no lo hace en un buen estilo del griego. En sus disparos dice, “inmediatamente que esto ocurre” luego “inmediatamente que esto ocurre” y después “inmediatamente que esto ocurre.” Leyendo el Evangelio de Marcos se hace uno la idea que éste le está arrastrando, le está empujando, le está urgiendo. Yo pienso que esto es parte del estilo apocalíptico de Marcos, porque, en su mensaje, el Evangelio de Marcos es apocalíptico. Habla de los ángeles viniendo al final; habla de la gran guerra que ocurrirá, también tienes demonios y una batalla de Jesús contra el fuerte enemigo, otra historia apocalíptica. Tenemos el énfasis en la persecución y el sufrimiento y esto es otro tema del apocalipsis judío. No que el Mesías sufriría, sino que los judíos tendrían que sufrir antes del maravilloso reino viniera antes del fin de los tiempos. Recuerden que lo vieron en Daniel, cuando leímos Daniel hace dos clases, Daniel predice el sufrimiento de los justos y solamente después de estos sufrimientos llegarían todas las cosas buenas, el cielo y el Reino de Dios.

Ahora vamos a Marcos 13 y vamos a analizarlo con bastante cuidado. De nuevo algunas de esas cosas aparecen en el juego. El mensaje que estoy diciendo es que la gente no entiende acerca de Jesús, no entienden la necesidad del sufrimiento que tiene que existir ante ti y que debe preceder a la gloria. Sí, Dios les promete la gloria, serán glorificados al final, van a ser los ganadores al final, pero tienen que pasar por un período de sufrimiento. Jesús es el primero que lo sufre, él acepta el sufrimiento y la muerte antes de ser glorificado, pero la gloria vendrá, precedida por el sufrimiento. Pero Jesús, también en Marcos, dice a los discípulos una y otra vez: tú también tienes que sufrir primero y si lo soportas también experimentarás la gloria. Veamos ahora Marcos 13.

Marcos 13:1 Cuando salía del templo, uno de sus discípulos le dijo*: Maestro, ¡mira qué piedras y qué edificios!

Marcos 13:2 Y Jesús le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra que no sea derribada.

Marcos 13:3 Y estando El sentado en el monte de los Olivos, frente al templo, Pedro, Jacobo, Juan y Andrés le preguntaban en privado:

Marcos 13:4 Dinos, ¿cuándo sucederá esto, y qué señal habrá cuando todas estas cosas se hayan de cumplir?

Marcos 13:5 Y Jesús comenzó a decirles: Mirad que nadie os engañe.

Marcos 13:6 Muchos vendrán en mi nombre diciendo: "Yo soy el Cristo", y engañarán a muchos.

Falsos profetas, Jesús predice que habrán falsos profetas, quizá hasta falsos Mesías, aunque no utiliza este término aquí en Marcos. Ocurrirá en otros lugares

Marcos 13:7 Y cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os alarméis; es necesario que todo esto suceda, pero todavía no es el fin.

Así pues, cuando los tiempos sean malos y hubieren guerras, no necesariamente quiere decir que sea el final, antes tiene que haber varias de estas.

Marcos 13:8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en diversos lugares; y habrá hambres. Esto sólo es el comienzo de dolores.

Marcos 13:9 Pero estad alerta; porque os entregarán a los tribunales y seréis azotados en las sinagogas, y compareceréis delante de gobernadores y reyes por mi causa, para testimonio a ellos.

Una vez más encontramos el tema del sufrimiento. Tenemos todos estos terribles eventos, enormes guerras y desastres, terremotos y todas esas cosas, pero también dice que tendrás que pasar por el sufrimiento; vas a ser llevado a persecución.

Marcos 13:10 Pero primero el evangelio debe ser predicado a todas las naciones.

Marcos 13:11 Y cuando os lleven y os entreguen, no os preocupéis de antemano por lo que vais a decir, sino que lo que os sea dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.

Marcos 13:12 Y el hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y les causarán la muerte.

Jesús también dice que antes de que llegue el fin, el mensaje del Evangelio será predicado por todo el mundo. A pesar que tienen que venir peores cosas.

Marcos 13:13 Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo.

Marcos 13:14 Mas cuando veáis la ABOMINACION DE LA DESOLACION puesta donde no debe estar (el que lea, que entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes;

En otras palabras, habrá divisiones familiares, los hogares serán separados por el sufrimiento, por el conflicto. Y luego en el versículo 14 hay una pequeña frase “el que lea que entienda.” El autor aquí nos está entregando otra pista muy clara de que tenemos que prestar mucha atención “el que lea, que entienda” ¿qué es lo que tenemos que entender? “…cuando veáis la ABOMINACION DE LA DESOLACION puesta donde no debe estar…” ¿No hemos escuchado esto anteriormente? La abominación de la desolación es la traducción directa de la versión del Rey Jorge. El desolador sacrilegio es a menudo la traducción que presentan las biblias modernas; ambas se refieren a lo mismo.

¿Dónde hemos escuchado acerca de la abominación de la desolación situada donde no debía estar? Daniel; las palabras vienen directamente de Daniel. Ocurre en tres ocasiones – Daniel fue escrito en una mezcla de hebreo y arameo, pero esto está en griego, esta es la traducción al griego. Lo encontramos en Daniel 9:27, Daniel 11:31 y Daniel 12:11, así pues Jesús ha leído a Daniel.

Después de esto comienzan las advertencias y suspiros.

Marcos 13:15 y el que esté en la azotea, no baje ni entre a sacar nada de su casa;

Marcos 13:16 y el que esté en el campo, no vuelva atrás a tomar su capa.

Marcos 13:17 Pero, ¡ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días!

Marcos 13:18 Orad para que esto no suceda en el invierno.

Marcos 13:19 Porque aquellos días serán de tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio de la creación que hizo Dios hasta ahora, ni acontecerá jamás.

Marcos 13:20 Y si el Señor no hubiera acortado aquellos días, nadie se salvaría; pero por causa de los escogidos que El eligió, acortó los días.

A partir de aquí no encontramos más eventos históricos, sino que de pronto dice…

Marcos 13:21 Entonces, si alguno os dice: "Mirad, aquí está el Cristo", o: "Mirad, allí está", no le creáis.

Marcos 13:22 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán señales y prodigios a fin de extraviar, de ser posible, a los escogidos.

Marcos 13:23 Mas vosotros, estad alerta; ved que os lo he dicho todo de antemano.

Marcos 13:24 Pero en aquellos días, después de esa tribulación, EL SOL SE OSCURECERA Y LA LUNA NO DARA SU LUZ,

Marcos 13:25 LAS ESTRELLAS IRAN CAYENDO del cielo y las potencias que están en los cielos serán sacudidas.

Marcos 13:26 Entonces verán AL HIJO DEL HOMBRE QUE VIENE EN LAS NUBES con gran poder y gloria.

Marcos 13:27 Y entonces enviará a los ángeles, y reunirá a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.

¿Cuándo sucederá todo esto? justo después de la abominación de la desolación es puesta donde no debe estar. ¿Qué es la abominación de la desolación? No lo sabemos. Obviamente si Jesús está leyendo a Daniel y es de aquí de donde proviene todo esto, él cree que algo va a ocurrir en el templo. Lo que el autor de Daniel creía era que Antíoco IV Epífanes podría haber sacrificado un cerdo en el altar o que había profanado el altar del lugar Santísimo del templo. Jesús no creía que este evento era el final, tal como lo pone Daniel. Jesús predice que esto va a ocurrir, algo va a pasar en el templo, algo horroroso, que va a ser una abominación y una vez que esto ocurra las puertas del infierno se abrirán con todo lo inimaginable y cuando esté en lo peor, el Hijo del Hombre descenderá de las nubes con sus ángeles y pondrá fin a todo. Esta será la glorificación.

¿Cuándo ocurrirá esto? Bueno, Marcos nos dijo una cosa: esto ocurrirá durante tu propia generación. Jesús dijo…

Marcos 13:30 En verdad os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda.

Luego dice…

 Marcos 13:32 Pero de aquel día o de aquella hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.

…cuando veas la abominación de la desolación puesta en el templo, donde no debe estar, es cuando ocurrirán estas cosas.

Ahora bien, ¿ocurrieron estas cosas? Bueno, no hemos dicho nada de ello. ¿Por qué Marcos no narra en esta sección lo que los historiadores conocemos que ocurrió con el templo? ¿Qué ocurrió con el templo? Su destrucción. Jesús predijo su destrucción, pero Marcos no nos cuenta que el temple de Jerusalén fue destruido. No nos cuenta acerca de los ejércitos romanos liderados por Tito y Vespasiano poniendo sitio a Jerusalén por dos años. Él no nos cuenta que en el año 70 los romanos tomaron Jerusalén quemándola y destruyendo el templo.

Si Marcos sabía sobre ello, ¿por qué no lo contó? Esto es por lo que los eruditos – o muchos de ellos – creen que esto es igual que Daniel. Recuerdan lo que preguntamos ¿cómo ponemos fecha a Daniel? Averiguamos cuando la historia está correcta y cuando deja de serlo. Si aplicamos este mismo estándar a este texto, vemos la predicción de la destrucción del templo, es decir que al menos el autor sabe que va a ocurrir. Él narra que ocurrirá, pero no lo narra cuando ocurre.

¿Si?

Estudiante: Me estaba preguntando sobre la línea de tiempo; la versión que yo tengo tiene “la generación” traducida como “raza.”

Profesor Dale Martin: Si, los cristianos conservadores saben que más de una generación ha ocurrido desde aquellos tiempos; muchas, muchas generaciones. Han tomado la palabra griega “generación” la cual yo creo es correcta y han dicho, bueno también la podemos tener como indicando “raza de un pueblo.” Por supuesto que entonces la raza estaría refiriéndose a los judíos. De esta manera los cristianos conservadores creen que esta es una acertada predicción sobre algo que ocurrirá en el futuro, lo traducen por raza, diciendo que la generación no se refiere a una generación de unos cuarenta años, sino que se refiere a la raza judía. En tanto que existan los judíos esta profecía seguirá en pie y aún no se ha cumplido y esto explica esa traducción. Francamente, yo creo que esta traducción está equivocada. A mí me parece que la intención de Marcos es encuadrarla dentro de unas ciertas fechas. Está tratando de situar a sus lectores un período de tiempo. Si dices la raza judía, entonces el tiempo pierde sentido. ¿Otra pregunta? Bien, ¿dónde estábamos?

Yo creo que lo que ocurre es lo siguiente, pensemos, simplemente imaginemos lo que ocurre. ¿Qué ocurre en el 16:1 – 8? Se les dice a las mujeres que Jesús ha sido resucitado de entre lo muertos, tal como Jesús se dijo que sería y un joven les dice a las mujeres que vayan a decirle a los discípulos que él se presentará entre ellos en Galilea, ir a encontrarse con él a Galilea. De hecho, un poco antes, en Marcos, en una de esas predicciones sobre la pasión, Jesús les dice a los discípulos, después que haya muerto, se encontrará con ellos en Galilea. Implicando que ellos debían seguirle a Galilea, pero entonces 16:8 termina. Una posible reconstrucción de todo esto, y esto es una interpretación formulada por algunos eruditos, aceptada por unos y rechazada por otros.

¿Qué pasa si Marcos está escribiendo antes del año 70? Él sabe – a lo mejor él está escribiendo esto en Galilea o en algún lugar cercano a Galilea. El ejército romano pasó por Galilea en los años 66 y 68 con gran destrucción y sus primeras batallas ganadas a los judíos fueron en Galilea. La batalla de Galilea la ganaron en su camino hacia Jerusalén, llegaron a Jerusalén alrededor del año 68 y asediaron la ciudad por dos años. ¿Qué ocurriría si Marcos conoce esto y está escribiendo justo en este tiempo, antes de que Jerusalén hubiera caído, antes de la destrucción del tempo, porque Jesús lo predijo, tal como Daniel lo hizo, que alguna abominación de la desolación ocurrió en el templo, pero, históricamente, no conocemos que algo como tal realmente ocurriera en aquel momento? El templo fue simplemente destruido por los romanos. Podemos pesar, bueno, a lo mejor cree que van a asentarse los romanos allí y hacer algo, pero no narra lo que realmente ocurrió. 

En este escenario, Marcos escribe el evangelio con este mensaje: “Las cosas se van a poner realmente peor antes de que mejoren y justo cuando para Jesús se le pusieron peor antes de mejorar, también se van a poner bastante peor para nosotros antes de que mejoren.” Tienes que estar preparado, puesto que si piensas que los romanos van a ganar y vamos a ir todos a la esclavitud, es que no tienes la verdadera fe. Jesús nos dijo esto. Jesús nunca nos dijo que todo sería maravilloso y bueno, nosotros tenemos que sufrir en la misma manera que Él sufrió. Él escribe este mensaje en el Evangelio que Jesús repite una y otra vez: el sufrimiento debe preceder la gloria, el sufrimiento debe preceder la gloria. Él tiene a Jesús prediciendo esto alrededor de la época en que está sucediendo, cuando veas a Jerusalén rodeada por el ejército romano, que eran paganos, puedes estar bastante seguro de que algo va a ocurrir.

Yo creo que el Evangelio de Marcos fue escrito antes o alrededor del año 70, en un momento en que la destrucción del templo o no era conocida o bien no había sido sopesada. Quizá Marcos en persona y sus discípulos se encontraban en Galilea. Quizá es por esto que escribe: Él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, tal como os dijo. Cuando todo está mal y parece que no puede ponerse peor, dice que Jesús bajará de una nube y destruirá a los romanos y asentará el Reino de Dios. Si va a hacer esto, tiene mucho sentido terminar el documento donde termina. Les dice, “Diles que vayan a Galilea y esperen,” y Jesús va a Galilea y se encuentra con ellos. En cierto sentido, Marcos está diciendo  los lectores, “todo lo que tenemos que hacer es ir a Galilea y Él vendrá por nosotros.

Esta es una lectura histórica del Evangelio de Marcos situada en un tiempo no probable; algunos eruditos creen que Marcos fue escrito en Roma. Otros creen que fue escrito después del año 70. Yo creo que si Marcos fue escrito en el 70 o mucho después, esperaría que narrara la destrucción de Jerusalén y la destrucción del templo, como lo hace Lucas. Cuando leemos Lucas, el cual usa a Marcos como una de sus referencias, notamos que el autor del Evangelio de Lucas usa el pasaje de Marcos y lo edita para añadir la destrucción del templo antes de la venida de Jesús. ¿La razón? Porque el autor de Lucas sabía que el templo había sido destruido. ¿Por qué Marcos no nos lo cuenta? Porque él no sabía entonces que había sido destruido. ¿Alguna pregunta?

Bien, voy a hacer un par de anuncios acerca de las secciones. Se supone que ustedes tendrán la primera reunión de sus secciones, mañana y el viernes. El problema es que aún no sé dónde se suponen que las llevarán a cabo. Probablemente debido al mal tiempo, las personas no han estado en sus oficinas haciendo el trabajo burocrático que nosotros necesitamos. Aún estoy esperando me informen del lugar. Este es el plan, si soy informado antes de la reunión, les enviaré un correo inmediatamente desde el servidor de clases para informarles dónde se reunirán. La lista de las secciones con sus nombres se encuentran en el servidor de clases por si no tienen claro a que sección pertenecen y las horas de sus reuniones. Yo les enviaré un correo por el servidor de clases indicando dónde se deber reunir. Si no recibo información antes de la hora de reunión, también les enviaré un correo indicando que no tendremos reunión esta semana, porque no tenemos lugar de reunión. Eso significa que duplicaremos las tareas para las secciones en esta semana ya que tenemos diferentes tareas la próxima semana. Para aquellos que ya están orando para que no reciba información sobre el lugar de reunión, les pido que dejen de hacerlo, porque yo estoy orando para saber las salas asignadas y mis oraciones son más poderosas que las suyas, porque estoy más cerca de Dios.

 

DJBx