DJB
El Evangelio de Tomás

 Lección 8 – El Evangelio de Tomás

Febrero 4, 2009

Profesor Dale Martin: Uno de los temas del curso, probablemente el tema principal del curso, se refiere a las diversidades en el cristianismo primitivo. De hecho, algunos estudiosos no les gusta hablar del “cristianismo” sino de los “cristianismos.” Este es también uno de los temas de libro de texto de Bart Ehrman, por lo que ya deberían haberse dado cuenta. Existen un gran número de cristianismos, hablaremos sobe esas clases. Hoy vamos a ver uno de los más interesantes y diferentes para la mayor parte de la gente, porque la mayoría del mundo moderno no están familiarizados con el Evangelio de Tomás. Este no se encuentra en nuestro canon por varias razones y si les interesa, podremos hablar sobre ello en algún momento, al final de la clase. El Evangelio de Tomás se ha hecho muy famoso en la última parte del siglo XX pues fue redescubierto y publicado, creando sensación.

De acuerdo a la tradición, de acuerdo al Evangelio de Tomás, Jesús tenía un hermano gemelo y su nombre era Dídimo Judas Tomás. Ahora bien, Dídimo es simplemente la palabra griega que significa “gemelo,” esta palabra también es utilizada en griego, por razones obvias, para significar “testículos,” puesto que son dos. Dídimo es la palabra griega por “gemelo” y Tomás es una palabra semítica de procedencia hebrea, aramea o siríaca, la cual es idéntica en las tres lenguas y que en las tres significa “gemelo.” El nombre del personaje es Judas tanto en griego como en hebreo, por esto algunas veces los leemos como Dídimo Judas Tomás. Su nombre verdadero era Judas y Dídimo y Tomás eran sobrenombres o apodos, uno griego y otro semita o arameo. Era el hermano gemelo de Jesús, de acuerdo a la tradición del cristianismo primitivo. Una rama de la tradición cristiana primitiva se conoce como Cristianismo Tomasino, popular en Siria y el Este que traza su existencia al apóstol Tomás. Realmente existió un apóstol Tomás entre los 12 discípulos de Jesús, teniendo por sobrenombre “gemelo.” Los cristianos ortodoxos no creen que fuera hermano gemelo de Jesús, simplemente creen que tenía este sobrenombre por haber sido gemelo de otra persona. Pero la Cristiandad Tomasina le conectada a Jesús por ser su hermano gemelo.

Por tanto de acuerdo a algunas formas de cristianismo oriental, especialmente la primera formas encontradas en Siria, Mesopotamia e India – y sí, en efecto, había muchas formas de cristianismo en la costa occidental de la India. Si encuentras a una persona que se considera cristiana, originaria de esa parte de India, te dirá que ellos han sido cristianos por generaciones y sí, Tomás fue el apóstol que trajo el Evangelio a la India por primera vez. Existen tradiciones ancestrales de estos modernos cristianos de la India que indican tener sus raíces en el apóstol Tomás.

Existe en el mundo antiguo todo tipo de literatura sobre Tomás. No es toda igual, no todas representan un tipo de cristianismo o una iglesia, ni siquiera una región. Además del Evangelio de Tomás que conocemos desde la infancia, este evangelio es un maravilloso documento, si tomas mi clase sobre el Jesús histórico, dónde leerías fragmentos de la infancia del Evangelio de Tomás que aún conservamos. Muestra a Jesús – todo el mundo se pregunta ¿cómo era Jesús cuando niño?, ¿qué juegos jugaba?, ¿jugaba a policías y ladrones?, ¿jugaba con muñecos?, ¿qué es lo que hacía cuando niño? Bien, Tomás lo cuenta, dice, por ejemplo, que hizo un montón de palomas de barro y cuando llega este judío – es un documento un tanto anti-judío – y le dice que no se puede hacer eso en el día sábado, Jesús da una palmada y las palomas parten volando; sí, las palomas de barro se van volando. O cuando se enfada con uno de sus amigos y le golpea, matándolo, le resucita. O cuando uno de sus maestros le critica y le dice ¿qué te has creído niño tarado? Él le deja ciego y sordo por un tiempo. Jesús cuando niño en la infancia del Evangelio de Tomás, es un niño revoltoso, pero es como todo el mundo se lo imagina en su infancia.  

Existen la Infancia Evangelio de Tomás, luego los Hechos de Tomás, que es muy interesante. Tomás aparece como en contra del matrimonio y de la familia. Luego está el Himno de la Perla o también conocido como el Himno y también como el Himno de Judas Tomás el apóstol en el País de los Indios, son el mismo documento, pero tendemos a conocerlo como el Himno de la Perla. También encontramos el Libro de Tomás el Contrincante escribiendo al Perfecto. Así todos estos textos aparecieron en la temprana cristiandad, la mayor parte de ellos en el siglo segundo. El siglo segundo fue la época en que surgió gran cantidad de literatura de diversa procedencia que no llegaron a pertenecer a la Biblia. Antes del descubrimiento de los códices de Nag Hammadi y por supuesto, ya saben cómo deletrear Nag Hammadi, puesto que lo han visto escrito en sus libros de texto; no es más que el nombre de una pequeña ciudad al norte del Egipto moderno. No recuerdo cuantas íes, des o emes, pero es algo parecido. Dylan, que es uno de nuestros ayudantes, es un experto en estas materias y me puede corregir. Nag Hammadi es una villa en Egipto y en 1945, cuando cavaba en la tierra un aldeano egipcio, encontró 13 grandes libros. Recordemos la palabra codex o códices que les hablé anteriormente indicando el tipo de libro que era, tenía páginas cosidas unas con otras, distinguiéndose de los rollos de las escrituras. Estos libros habían estado enterrados probablemente desde el siglo IV y probablemente habían sido escondidos, pues en aquella época algunas formas del cristianismo habían estado fuera de la ley y consideradas heréticas.

Había trece de estos libros y se encontraban cerca del río Nilo y los llamamos los libros de Nag Hammadi simplemente porque la aldea dónde se encontraron se llamaba Nag Hammadi. Antes de este descubrimiento en 1945, y el Evangelio de Tomás es uno de ellos, se habían descubierto muchos otros textos. Antes de este descubrimiento, sabíamos que existía el Evangelio de Tomás puesto que algunos escritores cristianos de la época lo mencionaron, generalmente condenándolo. Teníamos algunos fragmento de papiro, tres principalmente, conteniendo la versión griega de algunas partes del Evangelio de Tomás, solamente pedazos provenientes de Oxyrhynchus, Egipto. El descubrimiento de Nag Hammadi fue interesantísimo porque nos ayudó a incrementar nuestro conocimiento de algunas formas del cristianismo primitivo que lo único que sabíamos era a través de las condenas escritas de escritores ortodoxos.

Cuando unos escritores condenan a un montón de gente, no debe uno necesariamente creer todo lo que ellos dicen. Los escritores ortodoxos, por ejemplo, indican que los gnósticos, a quienes tomaban por herejes y hablaremos sobre esto, decían que llevaban a cabo orgías sexuales y que bebían sangre y eran caníbales. Los primeros cristianos fueron acusados por sus enemigos de hacer precisamente lo mismo. No creemos todo, pero luego encontramos estos textos de Nag Hammadi y vemos, de primera mano, aquellos textos provenientes de gentes que entendieron el cristianismo de entonces en forma diferente a los ortodoxos. Ahora bien, el estudio contemporáneo de los gnósticos, ha revolucionado completamente al encontrarse una versión completa del Evangelio de Tomás, aunque esta se encontraba en copto, traducida del griego. Originalmente fue escrita en griego y luego traducida al copto que es uno de los antiguos idiomas de Egipto. Con su descubrimiento también trajo a la luz otros textos, no todos de la misma procedencia, no todos reflejando los mismos puntos de vista. Algunos de ellos, por ejemplo, son fragmentos de Platón, o partes de la Biblia y cosas parecidas.

Esos textos, esos que hoy tenemos, los códices de Nag Hammadi, estaban escritos alrededor del año 350. Esto lo sabemos porque el tipo de cartón utilizado para envolverlos, estaba hecho de fragmentos de papiro y fragmentos de papel. Así pues, obteniendo la fecha en que los materiales usados para ordenar estos documentos, podemos determinar la época de su existencia. Creemos que estos documentos fueron escritos en el siglo II y la mayoría de los eruditos concuerdan que el Evangelio de Tomás antes del año 200. Algunos de ellos creen que el Evangelio de Tomás puede venir de hasta el siglo primero y podrían ser tan antiguos como el de Marcos o Q y hasta quizá más antiguo. Yo estoy en desacuerdo, como la mayoría de los expertos. Yo pienso, como la mayoría, que el Evangelio de Tomás fue en primer lugar, escrito en griego en la primera parte del siglo II, entre los años 100 y 150, pero en verdad, nadie lo sabe, es simplemente una conjetura.  

Alguno de los dichos del Evangelio de Tomás, parecen más antiguos. Bart Ehrman habla acerca de por qué un dicho, en una forma, puede parecer más antiguo que dicho en otra forma. Esto es debatible, pero alguno de nosotros, si comparamos los dichos, unos al lado de los otros, aquellos en el Evangelio de Tomás, algunos podrían decir: bueno, esto parece una forma de decir más antigua que esta otra de Jesús o alguna versión o parábola de Jesús que encontramos en Marcos o en Mateo. Otros han dicho: si bien el Evangelio de Tomás proviene del siglo II, tiene algunos dichos de Jesús en forma más antigua. Es por esto que cuando alguien hace una investigación histórica de Jesús, es decir, tratar de averiguar desde los diferentes evangelios que tenemos, qué fue lo que el Jesús histórico realmente dijo e hizo, centrados en la historia, algunos tomarán el Evangelio de Tomás para decir: bueno, esto es más parecido a lo que Jesús dijo y en el evangelio canónico los escritores pueden haberlo editado un poco. Es un tanto debatible esto, pero es parte del valor del Evangelio de Tomás y es por lo que muchos eruditos opinan que nos lleva más cerca a los tiempos de Jesús en alguno de sus dichos, pero no necesariamente en todos.

Como ya deben saber, hay 114 dichos en el Evangelio de Tomás y como les dije la última vez, a los estudiosos les gusta, a menudo, utilizar más de una palabra cuando una hubiera sido suficiente. El lugar de llamarlas frases o dichos, las llaman logia, esto es en plural, logion es en singular. Logion el dicho en griego y logia significa dichos, en griego. Así pues, a menudo encontrarán en sus libros de texto “logion 114 del Evangelio de Tomás” significando el párrafo número 114. Hay 114, de hecho el evangelio se presenta solamente con las palabras, “Son obscuras” o “Estas son las palabras secretas que pronunció Jesús el Viviente y que Dídimo Judas Tomás consignó por escrito.” Dice al principio del texto. Notemos que no hay pasión, no está la muerte de Jesús, no hay resurrección y la mayoría de la gente piensa que Jesús habla como si ya hubiera resucitado. ¿Acaso el autor quiere que pensemos que es el Jesús resurrecto quien nos habla o asume que Jesús hablaba de esta manera aún antes de su muerte? Tenemos que usar nuestra imaginación puesto que el autor no nos dice mucho.

Comparémoslo con otros evangelios; saquen sus textos, vayan al Evangelio de Tomás y lean algunas de estas cosas, vayamos al logion 9, esta es la parábola del sembrador:

    9. Dijo Jesús: «He aquí que el sembrador salió, llenó su mano y desparramó. Algunos (granos de simiente) cayeron en el camino y vinieron los pájaros y se los llevaron. Otros cayeron sobre piedra y no arraigaron en la tierra ni hicieron germinar espigas hacia el cielo. Otros cayeron entre espinas —éstas ahogaron la simiente— y el gusano se los comió. Otros cayeron en tierra buena y (ésta) dio una buena cosecha, produciendo 60 y 120 veces por medida».

  • Este es un ejemplo de cuando alguien tiene un dicho que suena más primitivo, quizá se deba a que, en este evangelio, el dicho es más corto y más simple que la misma parábola en Mateos o Lucas. Un ejemplo de por qué algunos dicen que es más antiguo. Este suena muy parecido a los que ya tenemos en los evangelios canónicos y por esto nos suena familiar.

Veamos ahora el número 8:

  • 8. Y dijo: «El hombre se parece a un pescador inteligente que echó su red al mar y la sacó de él llena de peces pequeños. Al encontrar entre ellos un pez grande y bueno, aquel pescador inteligente arrojó todos los peces pequeños al mar y escogió sin vacilar el pez grande».
  • Veámos ahora el 30:
  • 30. Dijo Jesús: «Dondequiera que hubiese tres dioses, dioses son; dondequiera que haya dos o uno, con él estoy yo».
  • Esto suena un poco más extraño ¿no les parece? Suena un poco al dicho de Jesús en los Evangelios cuando dice que cuando dos o tres estén reunidos en su nombre, Él estará con ellos. Pero ¿qué es esto de los seres divinos? Es como un acertijo. Puedes decir que es similar pero no exactamente como los Evangelios Sinópticos. Veamos el 48:
  • 48. Dijo Jesús: «Si dos personas hacen la paz entre sí en esta misma casa, dirán a la montaña: ¡Desaparece de aquí! Y ésta desaparecerá».
  • ¿Alguien recuerda cuál de las versiones sinópticas tiene este dicho? ¿Alguien conoce su Biblia lo suficiente?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Exacto. “Si tienes la fe del tamaño de un grano de mostaza, le puedes decir a la montaña que se mueva y lo hará.” En este caso es la paz hecha entre dos, de nuevo en una casa, así pues, es el tener y mantener la paz lo que da poder. Vamos al 86:

    86. Dijo Jesús: «[Las zorras tienen su guarida] y los pájaros [su] nido, pero el Hijo del hombre no tiene lugar donde reclinar su cabeza (y) descansar».

Luego en el 113:

    113. Le dijeron sus discípulos: «¿Cuándo va a llegar el Reino?» (Dijo Jesús): «No vendrá con expectación. No dirán: ¡Helo aquí! o ¡Helo allá!, sino que el reino del Padre está extendido sobre la tierra y los hombres no lo ven».

Esto no es la venida del Reino tal como lo ven Mateo, Marcos y Lucas, este reino ya está en la tierra y no sabes que está puesto que no sabes reconocerlo.

Estas son realmente las interesantes peculiaridades del Evangelio de Tomás y vayamos sobre algunas de ellas. En primer lugar vamos a ver algunas de las que nos parecen más controversiales, vamos al 13

    13. Dijo Jesús a sus discípulos: «Haced una comparación y decidme a quién me parezco». Dijóle Simón Pedro: «Te pareces a un ángel justo». Díjole Mateo: «Te pareces a un filósofo, a un hombre sabio». Díjole Tomás: «Maestro, mi boca es absolutamente incapaz de decir a quién te pareces». Respondió Jesús: «Yo ya no soy tu maestro, puesto que has bebido y te has emborrachado del manantial que yo mismo he medido». Luego le tomó consigo, se retiró y le dijo tres palabras. Cuando Tomás se volvió al lado de sus compañeros, le preguntaron éstos: «¿Qué es lo que te ha dicho Jesús?» Tomás respondió: «Si yo os revelara una sola palabra de las que me ha dicho, cogeríais piedras y las arrojaríais sobre mí: entonces saldría fuego de ellas y os abrasaría».

El profesor Dale Martin explica un problema que puede presentarse a los lectores de habla inglesa. La traducción de la frase “Yo ya no soy tu maestro…”, en inglés, no se distingue si el “tu” es singular o plural. La frase, en sí puede ser confusa, pues podría ser interpretada como “Yo ya no soy vuestro maestro,” sin embargo en copto es singular. [N. del T.]

La última parte del “logion,” es una versión arcaica de “tendría que mataros.

Veamos el 29:

    29. Dijo Jesús: «El que la carne haya llegado a ser gracias al espíritu es un prodigio; pero el que el espíritu (haya llegado a ser) gracias al cuerpo, es prodigio [de prodigios]. Y yo me maravillo cómo esta gran riqueza ha venido a alojarse en esta pobreza».

¿Qué quiere decir con esto? veamos su último dicho. Espero que alguno de ustedes haya notado esto cuando lo leyeron antes de venir a clase.

    114. Simón Pedro les dijo: «¡Que se aleje Mariham de nosotros!, pues las mujeres no son dignas de la vida». Dijo Jesús: «Mira, yo me encargaré de hacerla macho, de manera que también ella se convierta en un espíritu viviente, idéntico a vosotros los hombres: pues toda mujer que se haga varón, entrará en el reino del cielo».

OK,… leamos el 24, solamente les estoy probando sobre algunos dichos que parecen un tanto misteriosos.

    24. Dijeron sus discípulos: «Instruyenos acerca del lugar donde moras, pues sentimos la necesidad de indagarlo». Díjoles: «El que tenga oídos, que escuche: en el interior de un hombre de luz hay siempre luz y él ilumina todo el universo; sin su luz reinan las tinieblas».

En un dicho anterior hemos visto esta dualidad de masculino y femenino con un cierto y misterioso significado. En este caso, también vemos otra dualidad, la luz y las tinieblas. Existen dualismos, especialmente el de la luz/tinieblas, hombre/mujer y el alma/cuerpo dualismos; también los hemos visto. Hay también una palabra que Leyton traduce como “enteramente”… (Se está refiriendo a Bentley Leyton, profesor de su mismo departamento, en Yale y según él, uno de los mayores conocedores y traductores del idioma copto, en el mundo. N. del T.) …y algunas traducciones modernas simplemente la ignoran. Esta palabra “plenoma,” en griego, se convierte en una importante palabra en algunas filosofías antiguas y algunos intelectuales y solamente significa “el todo”, “la plenitud”. Es una palabra abstracta que indica “todo”, “plenitud”, “estar completo”, se convierte en un término técnico que se refiere a toda la existencia o la plenitud del ser o pensar en la filosofía alemana con una Plenitud, con letra mayúscula y una Existencia, con letra mayúscula también. Esta palabra la encontramos con frecuencia aquí y cuando vean la palabra “enteramente” en la traducción de Layton, este está traduciendo la palabra plenoma. Jesús dijo, ahora estamos en el 67…

    67. Dijo Jesús: «Quien sea conocedor de todo, pero falle en (lo tocante a) sí mismo, falla en todo».

…aquí la palabra “todo” es, en griego, la palabra “plenoma”. En el 77 también encontramos otra referencia a la misma palabra.

Notemos que ya hemos visto que este texto no toma al Reino de Dios como algo que exista en el futuro. De hecho, este texto, no tiene nada de escatológico. Recuerden que encontramos esta palabra en una clase anterior, significando algo que tiene que ver con el tiempo final, eschaton en griego, significando el final. Este autor no es escatológico. No piensa cristianismo, no cree que las enseñanzas de Jesús son para el futuro, sino de ahora, son del presente. Hay varios dichos en Tomás que al contrario que los evangelios del canon, no son escatológicos y apuntan con claridad al presente. También hay algo más – este autor está preocupado sobre algo así como la integración.

Veamos el dicho 61:

    61. Dijo Jesús: «Dos reposarán en un mismo lecho: el uno morirá, el otro vivirá». Dijo Salomé: «¿Quién eres tú, hombre, y de quién? Te has subido a mi lecho y has comido de mi mesa». Díjole Jesús: «Yo soy el que procede de quien (me) es idéntico; he sido hecho partícipe de los atributos de mi Padre». (Salomé dijo): «Yo soy tu discípula». (Jesús le dijo): «Por eso es por lo que digo que si uno ha llegado a ser idéntico, se llenará de luz; mas en cuanto se desintegre, se inundará de tinieblas».

Así pues existe un dualismo dividido e integrado que va por este texto también. El reino es invisible; creo que ya les he dicho esto. La idea es que el reino no es algo que dices, mira aquí, mira allá, o está allí.

    113. Le dijeron sus discípulos: «¿Cuándo va a llegar el Reino?» (Dijo Jesús): «No vendrá con expectación. No dirán: ¡Helo aquí! o ¡Helo allá!, sino que el reino del Padre está extendido sobre la tierra y los hombres no lo ven».

O este otro…

    3. Dijo Jesús: «Si aquellos que os guían os dijeren: Ved, el Reino está en el cielo, entonces las aves del cielo os tomarán la delantera. Y si os dicen: Está en la mar, entonces los peces os tomarán la delantera. Mas el Reino está dentro de vosotros y fuera de vosotros. Cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, entonces seréis conocidos y caeréis en la cuenta de que sois hijos del Padre Viviente. Pero si no os conocéis a vosotros mismos, estáis sumidos en la pobreza y sois la pobreza misma».

Aquí la palabra “conoceros a vosotros mismos” significa un verdadero conocimiento y proviene de la palabra griega “gnosis” de dónde sale el término de “gnóstico”. Esta palabra griega que significa conocer, no es un simple conocer, técnicamente no es algo que conoces porque lo tienes en la cabeza, es algo real, algo que profundamente conoces. El profesor Layton traduce esta palabra como conocer o algo que uno llega a conocer.

¿Qué está ocurriendo? Estas cosas suenan familiares y podremos descubrirlas porque esto son temas. Puede reconocer que son temas de luz y tinieblas, riqueza y pobreza, dentro y fuera, cuerpo y alma, hombre y mujer, pero son dichos que verdaderamente son inescrutables.

Veamos el dicho 7:

    7. Jesús dijo: «Dichoso el león que al ser ingerido por un hombre se hace hombre; abominable el hombre que se deja devorar por un león y éste se hace hombre».

¿Qué significa esto? Siendo honesto, no tengo la menor idea. Veamos ahora el 15:

    15. Dijo Jesús: «Cuando veáis al que no nació de mujer, postraos sobre vuestro rostro y adoradle: Él es vuestro padre».

Alguien que no es nacido de mujer, es vuestro padre. Veamos el 97, ¿no están ahora contentos que no les haya hecho hacer una exégesis de todo esto?

    97. Dijo Jesús: «El reino del [Padre] se parece a una mujer que transporta(ba) un recipiente lleno de harina. Mientras iba [por un] largo camino, se rompió el asa (y) la harina se fue desparramando a sus espaldas por el camino. Ella no se dio cuenta (ni) se percató del accidente. Al llegar a casa puso el recipiente en el suelo (y) lo encontró vacío».

Qué profundo, Jesús, ella perdió el alimento y encontró el jarro vacío cuando llegó a casa. Veamos el 98:

    98. Dijo Jesús: «El reino del Padre se parece a un hombre que tiene la intención de matar a un gigante: desenvainó (primero) la espada en su casa (y) la hundió en la pared para comprobar la fuerza de su mano. Entonces dio muerte al gigante».

A eso se parece el reino del Padre. Ahora ya saben a qué se parece el reino del Padre. Veamos ahora 105:

    105. Dijo Jesús: «Quien conociere al padre y a la madre, será llamado hijo de prostituta».

¿Qué está pasando aquí? Este documento ha causado y aún causa todo tipo de debates entre los eruditos. Puedes ingresar a Internet y encontrarán tonelada tras tonelada de escritos acerca del Evangelio de Tomás. Algunos son verdaderos eruditos e inteligentes, sabios como yo, a pesar de que yo nunca he escrito sobre el Evangelio de Tomás puesto que no quiero verme metido en ese lío, pero tengo buenos amigos de trabajo que han escrito sobre él y discuten sus teorías, otros simplemente que sin ningún formalismo utilizan el Evangelio de Tomás para todo tipo de experimentación, espiritualidad, religión y trabajos mentales. Estoy tratando de controlar mi lenguaje. También tienen, si toman a diferentes eruditos de reputación, diferentes opiniones y grandes discrepancias y actualmente, una de las grandes diferencias ocurrió cuando el Evangelio de Tomás fue publicado, sobre si este era un evangelio gnóstico. Representa una forma de gnosticismo, que explicaré en un momento. Otros dijeron que no, no es gnóstico pues no contiene las cosas principales que debemos encontrarnos; de hecho hasta dijeron que no deberíamos utilizar el término de gnosticismo pues no se refiere a nada que podamos referirnos al mundo antiguo. Se refiere a un motón de cosas y nadie podía dar una buena definición de gnosticismo o de iglesia gnóstica. Algunos eruditos de hoy día, dicen, eliminemos este término y llamémoslo de otra manera, cualquiera que sea esta cosa, otros, continúan utilizando este término. Bart Ehrman, escribió vuestro libro de texto, si han notado, se adelanta indicando que el evangelio de Tomás representa una forma de gnosticismo pero no lo que conocemos como gnosticismo y admite el gran debate existente al respecto.

Ahora vamos a hablar un poco sobre terminología. Ya les he dicho que el término gnóstico viene de la palabra gnosis y la palabra gnostikos se utilizaba por algunas gentes del mundo antiguo para referirse a ellos mismos, pero esto no necesariamente indicaba que estaban en una secta llamada gnosticismo. Por ejemplo Clemente de Alejandría, quien escribió alrededor del año 200, un famoso erudito cristiano de la primera época, más tarde considerado por el cristianismo como un perfecto ortodoxo, hablaba de los cristianos gnósticos y enseñaba que él mismo era un “cristiano gnóstico.” Lo que quería decir con esto, no era más que era uno de los que más sabían, era uno de los más sabios cristianos, estaba en conocimiento y parecía estar al tanto que habían dos tipos de conocimiento cristiano. Está el conocimiento público que los cristianos tienen en general y está este otro tipo de escondido conocimiento, conocimiento exotérico que solamente ciertos cristianos tenían. Esta idea del tener conocimiento exotérico, se llamaba la noción gnóstica. Inclusive había cristianos ortodoxos que podían usar el término gnóstico en el siglo segundo para referirse inclusive a ellos mismos. Esto era lo que la palabra gnóstico generalmente significaba. Hubiera parecido extraño a un orador griego antiguo, pero se entendía simplemente como “una persona con conocimiento.”

Hay otros términos sobre los que me gustaría hablar. Ya he mencionado que creo sobre el término proto-ortodoxo. La palabra “ortodoxo” significa “pensamiento correcto,” “opinión correcta.”

Ortho en griego significa “correcto,” “verdad;” doxa significa “opinión,” o “pensamiento” y también puede llegar a significar “doctrina.” El problema es que el antónimo de ortodoxo es herejía. Eventualmente, en diferentes concilios de los siglos IV, V y VI lo que venía a ser la doctrina ortodoxa estaba más claramente definida y todo aquello que no lo era ortodoxo, se consideraba herético y estaba considerado fuera de la ley en diferentes épocas de la antigüedad. Por ejemplo el Credo de Nicea proclama que la doctrina de la Trinidad es ortodoxa. Doctrinas que dicen que la Trinidad no es verdadera o que el Espíritu Santo, Jesús y el Padre no son ortodoxos, son heréticos o algunas veces verán el término, heterodoxo. Hetero simplemente significa “otro,” es decir que no es orto, es otra cosa. Sin embargo el problema reside en que no podemos fácilmente ocupar la palabra ordoxo en el siglo II puesto que existen miles de diferentes cristianos, miles de diferentes iglesias cristianas, con diferentes puntos de vista, sobre los que no todos estaban de acuerdo. 

Algunos estaban experimentando con la doctrina de la Trinidad, pero en el siglo II, muchos cristianos no la habían aceptado. Algunos creían que Jesús era completamente divino, otros decían que no, que era humano y no divino, otros pensaban que era ambos, que era una mezcla de los dos, otros pensaban que unas veces era uno y otras veces era el otro. Regresaremos a este problema sobre lo que Jesús hacía creer a la gente que era y esto es la doctrina de la Cristología. ¿Qué es lo que crees acerca de Cristo? En este momento les diré que los llamamos cristianos en el siglo II, proto-ortodoxos puesto que sabemos que llamarlos ortodoxos sería anacrónico ya que en aquel tiempo no existía una línea definida sobre lo que eran iglesias ortodoxas y heréticas. Proto significa “temprano” o “los primeros” muchos eruditos, Bart Ehrman es uno de ellos, utiliza el término de proto-ortodoxo que significa aquellos cristianos que vivían en los siglos primero y segundo y cuyos puntos de vista eran los más prominentes. Parecían tener puntos de vista que eventualmente fueron los ganadores en la lucha de ortodoxos y heréticos y fueron declarados ortodoxos o cristianos correctos. No eran cristianos que corrían diciendo que eran proto-ortodoxos, puesto que no existía esa palabra, pero sus puntos de vista fueron eventualmente los ganadores. Estos términos aparecerán una y otra vez, proto-ortodoxo significa alguien que, de alguna manera, tiene unos cristológicos puntos de vista acertados, que fueron ratificados como correctos bajo estándares posteriores y que eventualmente ganaron en el debate.

El antiguo gnosticismo, si lo quieren llamar así, no parece ser que fuera de una iglesia. Lo que voy a llamar gnosticismo es un movimiento intelectual que parece existir en el siglo segundo y comienza a tomar importancia a través del segundo y después en los siglos tercero y cuarto. No es una iglesia o institución en el sentido de que uno pudiera, en Alejandría, ir a buscar una iglesia gnóstica. Parece ser que los que escribieron estos documentos y recogieron los materiales que se encuentran en el Evangelio de Tomás de Nag Hammadi, parecen ser intelectuales que fueron impresionados por Jesús, impresionados por la escrituras Judías en muchos casos, impresionados por las muchas enseñanzas del cristianismo, pero interpretadas a través de los ojos de cierto popular platonismo de la época. Es decir, parecen haber sido influenciados por diferentes puntos de vista filosóficos y también bajo diferentes puntos de vista intelectuales.

Cuando leemos el libro del Génesis, por ejemplo, ellos leerían el libro pero como si lo hicieran a través de los ojos del Timeo de Platón, el gran diálogo platónico en el que Platón deja correr su propia cosmología y su punto de vista sobre los dioses y el mundo. Así, algunas de las escrituras suenan como si se estuvieran leyendo básicamente bien las escrituras pero leyéndolas a través de los ojos de cierto tipo de filosofía. Lo que hemos venido a llamar gnosticismo en el mundo antiguo, es un conjunto de ideas que pueden haber sido parte de algunas gentes en particular, o también que alguno de esos intelectuales hayan estado jugando con ideas y escrituras y tuvieran clubes de lectura, dónde se reunían todos los lunes por la noche a beber cerveza y conversar sobre sus ideas gnósticas.

En sí el platonismo puede haber sido llamado proto-gnóstico, es decir, gnosticismo antes del gnosticismo. Por ejemplo, en el platonismo de esta época, tienes una fuerte convicción del dualismo del cuerpo y alma, cuerpo y espíritu. En este dualismo, a menudo el cuerpo o lo material, la existencia carnal la que endurece las cosas, se convierte en algo menos bueno, en algunos casos bordeando lo malo, en la mente de algunos. Por otro lado el espíritu o el alma o la mente, es lo bueno. Así tenemos un dualismo de la mente/alma, un cuerpo y un espíritu y a menudo nos encontramos con la denigración del cuerpo y la materia como moralmente inferior. Ahora bien, ¿por qué la materia debe ser considerada inferior a la no materia? ¿por lo que ocurre eventualmente al cuerpo? Todos ustedes tienen unos cuerpos excelentes, pero eventualmente llegarán a parecerse a mí, se les caerá el pelo, se agrandarán las orejas al igual que las narices y eventualmente pasarán de mi edad y morirán, sus cuerpos se pudrirán y desaparecerán. El cuerpo es material y todos los pensadores antiguos sabían que esto era pasajero. Todo lo que es material desaparece, se destruye, pero no ocurre así con las cosas que no son materiales, como las ideas, lo más grande a considerar es que las ideas es que no necesitan morir. El espíritu o el alma, en la teoría platónica, era superior a lo material porque – era lo único que podía vivir para siempre, ser infinito.

También, algunas veces de hacían ver, especialmente en el platonismo posterior, la idea que no solamente el cuerpo es algo temporal, algo que no es eterno y que morirá, sino que el cuerpo es una prisión, puesto que el espíritu, ellos creían, quería abandonar el cuerpo. ¿No se sienten frustrados de no poder escapar de sus cuerpos e ir a alguna parte, por un tiempo, fuera de las limitaciones de la carne y pasar un fin de semana en Argentina? No pagar pasaje aéreo. La idea es que el cuerpo tiene prisionero al espíritu, al alma y esto aparece como parte del platonismo de la época. Lo que los eruditos llamarán gnosticismo básico incluyen temas que son la base y los mantienen en común.

En primer lugar, el mundo es material y por tanto maligno. La salvación del mundo, por tanto, tiene que escapar de este mundo físico para convertirse en algo diferente. El puro materialismo no solamente es, en algunos textos, temporal, sino más que malo es demoníaco. La salvación, por tanto, tiene que ser el conocimiento de cómo tú, es decir el verdadero tú, tu cerebro, no tu cerebro, tu mente, tu alma, tu espíritu, no tu cuerpo, el verdadero tú es esta cosa dentro de este cuerpo material, pero la salvación será el hecho de cómo puedes aprender a escapar del cuerpo y escapar de todo lo material. La salvación vendrán por medio del conocimiento y ese conocimiento es secreto, no todo el mundo lo conoce, solamente un puñado lo conoce. El contenido de este conocimiento se refiere a los orígenes del ser humano y a su destino. Así, en algunas ocasiones, encontramos estos complicados mitos desarrollado en algunos de sus textos. Supongamos que el supremo, supremo, supremo, supremo dios no tiene nombre, no es algo en particular, es este pensamiento, es simplemente pensar, es un pensamiento abstracto. Esa cosa piensa, bien ¿qué es lo que piensa esa cosa pensante? Él piensa pensamientos. Estos pensamientos comienzan a convertirse en emanaciones del pensar y esas emanaciones piensan y emanan y entonces se convierten en cosas menores. Los diferentes seres divinos, hay muchos seres divinos existiendo en el universo y siendo y pensando emanan formas inferiores del ser después de ellos. Eventualmente lo que ocurre es que estas formas inferiores de seres, obtienen menos cosas buenas y menos que los seres últimos.

Uno de ellos, de acuerdo a un mito, Sofía, que significa sabiduría, es un nombre femenino, decide que quiere emanar y esto lo tiene que hacer con un consorte masculino puesto que estos seres tienen sus versiones masculino y femenino de ellos mismos y ellos se supone que solamente emanan o se procrean por medio de su consorte. Ella decide que quiere ser como el dios supremo y poder emanar por sí misma, así pues, saca un ser de ella misma. En otras palabras, ella parece que da a luz a un ser sin la necesidad de un hombre. Bien, por supuesto, cuando haces esto, terminas con un monstruo. El ser que salió de Sofía terminó siendo un inepto, quizá un dios maligno. Todos estos son seres divinos que dios decide, en algún momento, que quiere crearlos y como que no le salieron muy bien, así pues hizo la tierra, hizo el mundo tal como lo conocemos.

Él hizo pequeños seres humanos como tú, de tierra y barro y es por esto que somos todos la creación de, no del Dios supremo quien no pudo hacer nada imperfecto, sino de un torpe diablo o al menos un inepto dios, que nos hizo. Esto explica el por qué las cosas se echan a perder. ¿Por qué la artritis me tiene de esta manera? ¿Pudo Dios hacer un cuerpo humano que no tuviera artritis? Bien, esto es porque el Dios supremo no hizo este cuerpo, el torpe diablo lo hizo. Esto fue lo que pasó y así fue creado el mundo, cuando lo leemos en el Génesis, dice que Dios creó el mundo, ese no era el Dios Altísimo, ese era un torpe dios, de una jerarquía inferior de seres divinos en el universo. Ese dios creó lo que somos. Ahora bien, lo que ocurrió en algún momento se debe a que Sofía o algún otro ser, les dio pena de nosotros, hombres de barro y algo de la chispa divina, o bien cayó o fue intencionalmente puesto en nuestros cuerpos, o Dios los puso, o sopló en nuestros cuerpos, al menos en algunos hombres, no en todos los seres, de hecho los seres vienen en diferentes categorías. Hay algunos verdaderamente bajos, como los que no tienen el bachillerato, luego están los que tienen un poco más, como los estudiantes graduados y luego tienes a los seres superiores o los gnósticos, como los profesores.

Los verdaderos gnósticos, en realidad no es tal como graduados y no graduados, puesto que alguno de vosotros, podría ser gnóstico. Estos serían aquellos que tienen la verdadera chispa, la chispa de lo divino. La chispa de lo divino quiere escapar de su encierro en este cuerpo de barro, pero probablemente tú desconoces que eres una chispa encerrada en un cuerpo de barro, hasta que alguien viene y te lo dice y este es el trabajo del redentor. Eso fue lo que Jesús hizo: Jesús era el redentor enviado por el Dios Supremo, que viene a encontrar a aquellos que poseen la chispa divina en ellos, a soplar en esa chispa, ponerla en marcha y recordarte de dónde vienes. Después de todo no eres un cuerpo de barro. El verdadero tú viene del mismo Dios, del mismo ser de Dios, del Dios Supremo. El verdadero mensaje del cristianismo, de acuerdo a esas gentes, es aprender a saber quién eres, de dónde vienes, ver hacia dónde vas para escapar del cuerpo y regresar a tu verdadero origen, es decir que vuelvas a convertirte en Dios de nuevo. Esto está expresado en un poema de Teodoto que dice así:

    • Quiénes éramos
      en qué nos hemos convertido
      dónde estábamos
      a dónde éramos arrojados
      hacia dónde éramos apresurados
      de qué éramos redimidos,
      qué es nacer, que es el volver a nacer

Contesten el acertijo del poema. ¿Quiénes éramos? Si eres un gnóstico ¿qué eras tú? ¿Alguna respuesta?

Estudiante: Un ser divino.

Profesor Dale Martin: Un ser divino, gracias. ¿Ven? No es tan difícil. No estoy haciendo preguntas – recordarán esto mucho más fácilmente si contesta. ¿En qué nos hemos convertido? En barro encarcelados en un cuerpo muerto, encerrados en el materialismo. ¿Dónde estabas? En el cielo, con el Padre divino, con Dios. ¿A dónde éramos arrojados?

Estudiante: A la tierra

Profesor Dale Martin: A la tierra, al mundo, al materialismo. ¿Hacia dónde éramos apresurados?

Estudiante: De vuelta a lo divino.

Profesor Dale Martin: De vuelta al Dios divino. ¿De qué eres redimido?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: ¿Eras redimido de Jesús?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Del mundo material. Tú eras redimido de ser enclaustrado. ¿Qué es el nacimiento? En este sistema, ¿qué es nacer?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Condenación, muerte. Cuando naces, tu chispa queda atrapada en tu cuerpo, esto no es bueno. No deberían celebrar su nacimiento, de ninguna manera. Es como celebrar cuando eres arrojado en prisión. ¿Qué es el renacer o volver a nacer?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Muerte o aprender de uno mismo, aprender que el verdadero yo no muere nunca, esto es aprender de tu resurrección. Así el pequeño poema es un acertijo que contiene estas doctrinas en él. Aquí está el verdadero yo, la chispa de vida atrapada en un cuerpo extraño con todas sus pasiones sensuales. Sexo, por tanto, el deseo sensual, deseo erótico es algo malo; es malo puesto que estás tratando de atrapar más chispas dentro de más cuerpos de barro. Cuando tienes relaciones sexuales, solamente estás creando más chispas para ser atrapadas en cuerpos de barro. Los poderes malignos existen – de todos los diferentes dioses emanados, un puñado de ellos son malignos y ellos vuelan por el cielo tratando de mantener dormido o ebrio al verdadero yo con objeto de mantener junto al mundo maligno. En otras palabras, personas sabias como yo, tenemos secretos y les puedo dar palabras, claves, secretos que si ustedes conocen estas cosas, pueden usarlas para abrir las puertas que le llevarán de vuelta a Dios.

Esta es la clásica narrativa o mito, está el himno de la Perla, mencionada anteriormente, que básicamente es esto lo que dice – Un rey del este envía a su príncipe real por la región de Micena, a Egipto, para recoger una perla preciosa guardada por un feroz dragón, es como un video juego. El príncipe es envenenado, o drogado sería una mejor traducción, o intoxicado por los egipcios. Pero el príncipe es despertado por un mensaje del rey. El príncipe toma la perla venciendo al dragón con el nombre de su padre y regresa al este, dónde se viste con un vestido de conocimiento, gnosis, y sube al palacio real, entrando en el realmo de paz y viviendo feliz por siempre. Es una bonita pequeña fábula sobre un príncipe que va a tierras extranjeras, encuentra algo de valor, vence a los propósitos malignos y regresa. Así algunos han leído el Evangelio de Tomás como algo parecido, indicando que alguno de los dichos de este evangelio tienen sentido si presupones estas estructuras mitológicas e ideas.

De nuevo, algunos eruditos dirán, bueno, tú estás juntando, como estudioso moderno, un montón de disparatados textos e ideas y colocándolas dentro de un sistema. Bien, en efecto, es por esto que estoy en desacuerdo con algunos, porque quiero decir que yo creo existen suficientes cosas comunes entre suficientes documentos, que podemos decir, habían gentes que tenían esas ideas en común y esto es la estructura básica que he dado en llamar la estructura gnóstica, el mito gnóstico, ciertamente influenciada por escritos antiguos y que había algunos tipos de cristiandad que eran fuertemente influenciados por ellos.

Por ejemplo, en estos últimos minutos, vayamos de nuevo a Tomás y leamos algunos de esos dichos que nos suenan como acertijo, pero que si asumimos estos mitos, quizá nos puedan sonar un tanto diferente. Vamos al 21

    21. Dijo Mariham a Jesús: «¿A qué se parecen tus discípulos ?» Él respondió: «Se parecen a unos muchachos que se han acomodado en una parcela ajena. Cuando se presenten los dueños del terreno les dirán: Devolvednos nuestra finca. Ellos se sienten desnudos en su presencia al tener que dejarla y devolvérsela». Por eso os digo: «Si el dueño de la casa se entera de que va a venir el ladrón, se pondrá a vigilar antes de que llegue y no permitirá que éste penetre en la casa de su propiedad y se lleve su ajuar. Así, pues, vosotros estad también alerta ante el mundo, ceñid vuestros lomos con fortaleza para que los ladrones encuentren cerrado el paso hasta vosotros; pues (si no) darán con la recompensa que vosotros esperáis. ¡Ojalá surja de entre vosotros un hombre sabio que —cuando la cosecha hubiere madurado— venga rápidamente con la hoz en la mano y la siegue! El que tenga oídos para oír, que oiga».

Podría perfectamente ser una alegoría. ¿Quiénes son los dueños de la tierra? Los poderes malignos que gobiernan la tierra. ¿Quiénes son los muchachos? ¿Quiénes son los verdaderos discípulos de Jesús? Aquellos que saben lo suficiente para decir, cuándo la tierra te pide algo, cuándo tu cuerpo te solicita algo pedidos por esos poderes malignos, no lo hagas, simplemente no lo hagas pues no tiene valor alguno. Veamos ahora el 24

    24. Dijeron sus discípulos: «Instruyenos acerca del lugar donde moras, pues sentimos la necesidad de indagarlo». Díjoles: «El que tenga oídos, que escuche: en el interior de un hombre de luz hay siempre luz y él ilumina todo el universo; sin su luz reinan las tinieblas».

¿Recuerdan como dije que algunos son simplemente obscuros? Son simplemente gente de barro, pero algunos tienen luz en ellos y lo que significa convertirse en un verdadero gnóstico es aprender que eres uno que posee esa luz.

Veamos el 37:

    37. Sus discípulos dijeron: «¿Cuándo te nos vas a manifestar y cuándo te vamos a ver?» Dijo Jesús: «Cuando perdáis (el sentido de) la vergüenza y —cogiendo vuestros vestidos— los pongáis bajo los talones como niños pequeños y los pisoteéis, entonces [veréis] al Hijo del Viviente y no tendréis miedo».

¿Cuál sería la interpretación gnóstica de esto?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Desnúdate del mundo material que te viste. Cuando desnudas tu alma, tu chispa de tu cuerpo, cuando te das cuenta que no es el verdadero yo y aprendes a conocer al verdadero, eso es lo que en verdad sucede. Vamos al 56:

    56. Dijo Jesús: «Quien haya comprendido (lo que es) el mundo, ha dado con un cadáver. Y quien haya encontrado un cadáver, de él no es digno el mundo».

El mundo es un cuerpo muerto, así pues varios de estos dichos, si repasamos el Evangelio de Tomás, con esta información de base que les he dado, sobre los antiguos mitos e ideas, algunos de esos dichos se ajustarán a ellos. 

Sin embargo hay otras cosas de las que les he hablado, que no encontrarán en el Evangelio de Tomás y estas son las que son enfatizadas por algunos que dicen que el Evangelio de Tomás no debe ser considerado gnóstico. Por ejemplo, no hay mención aquí de un dios maligno que crea el mundo, como podemos encontrar en otros textos de Nag Hammadi. Tenemos al Padre, aparentemente tenemos al “bueno,” tenemos a Jesús, pero no existe un énfasis sobre la maldad de la creación. Algunos dicen que es una de las cosas fundamentales sobre los mitos gnósticos y estos no se encuentran en el Evangelio de Tomás, por tanto el Evangelio de Tomás no es gnóstico. Tampoco encontramos conexiones a los mitos y nombres de dioses malignos que a menudo se encuentran en los textos de Nag Hammadi. Algunos eruditos dirían que el Evangelio de Tomás tiene algunas coincidencias con el platonismo de la época y quizá también con algunos gnósticos, pero en sí no lo es. Si tomas el Evangelio de Tomás representando estas ideas, luego aparece Jesús – la cristología del Evangelio de Tomás se convierte en algo diferente de la cristología de otros textos o al menos, Mateo, Marcos y Lucas.

Tal como podemos ver, el Evangelio de Tomás se parece más a esto que los Evangelios Sinópticos. Jesús se convierte en la figura del redentor. Esta figura gnóstica del redentor que viene a este mundo material para encontrar aquellos que poseen la chispa de la vida, para sopar en su chispa de vida, para transmitirle su conocimiento oculto para que ellos puedan regresar. Si continúan conmigo el resto del semestre, quizá les pueda dar estos secretos y puedan abandonar sus cuerpos de barro también.

Tienen sus secciones esta semana, para mañana estarán subidos al servidor con las diferentes instrucciones a las diferentes secciones y necesitan mirarlo pues en las secciones del jueves y el viernes necesitan escoger el día y tópico que harán su presentación. Así pues estarán en el servidor mañana en la mañana. Gracias y hasta la próxima.

 

DJBx