DJB
Introducción

1a Lección – ¿Por qué estudiar el Nuevo Testamento?

Enero 12, 2009

Profesor Dale Martin: Esta clase es Introducción a la Historia y la Literatura del Nuevo Testamento. Mi nombre es Dale Martin. Llevo enseñando en Yale desde hace diez años. También soy graduado de aquí, en los 80 en el Departamento de Estudios Religiosos. Después de esto partí a enseñar en Rhodes College en Mephis, Tennessee, por un año, luego enseñé por once años en Duke donde me enamoré del equipo de basketball. Pero entonces vine a Yale en 1999.

Este es un curso que les presentará la literatura del Nuevo Testamento, pero también la historia de otros materiales provenientes de los primeros cien años del cristianismo primitivo.

La primera pregunta que se tienen que hacer es ¿por qué quieren, o mejor en que estaban pensando cuando decidieron tomar este curso? ¿Por qué quieren estudiar el Nuevo Testamento? ¿Qué es el Nuevo Testamento y por qué deberían estudiarlo?

La primera y obvia contestación que muchos darían es: “porque soy cristiano” o “porque creo en la Escritura del Nuevo Testamento y por tanto, estoy aquí para aprender más de este documento, que es la Escritura para mí, y mi iglesia”

El problema con esta contestación es que antes de decir que algo es Escritura, tienes que decir por qué es Escritura, para quién es Escritura y exactamente lo que esto significa. En el cristianismo, cuando llamas a la Biblia Escritura implica que lo que vas a escuchar es por medio de la Palabra de Dios. Experimentas de alguna manera el Espíritu Santo de Dios para comunicarte a ti y a tu iglesia y a tu comunidad, por medio de este documento.

Pero el texto de la Biblia no es Escritura por sí misma, es solamente Escritura para una comunidad de personas que la toman como Escritura. El texto en sí, cualquier texto, no es Santa Escritura por sí misma. Escritura etimológicamente del latín, significa “algo escrito”. Pero lo tomamos para significar Santa Escritura. Pero el escrito por sí mismo, no lo es. Es solamente santo para aquellas personas que lo quieren considerar santo.

Ahora el problema reside en que nos encontramos en Yale. Este no es un lugar santo. Entiendo que le al ingresar les hayan dicho algo parecido, pero a estas alturas ya se habrán podido dar cuenta lo contrario, ¿no es así? Esto tampoco es una iglesia. Así pues, lo que esto significa es que el leer el Nuevo Testamento como Escritura no es algo que vamos a estar preocupados de hacer en esta clase, puesto que esto no es una comunidad religiosa.

Así pues, si estás aquí para aprender acerca del Nuevo Testamento porque es Escritura, bajo ese punto de vista, esta clase te va a desilusionar. Algún otro podrá decir “Bueno, yo estoy aquí porque es un documento fundamental para la civilización Occidental y quiero saber algo acerca de la Biblia”.

[El profesor se dirige a unos estudiantes que están recién ingresando]

Profesor Dale Martin: Pero ¿qué significa si dices esto último? ¿Quiere decir que no puedes proseguir desenvolviéndote en la civilización Occidental sin conocer algo de la Biblia? Piensa bien sobre eso. ¿Acaso no es más importante para ti, el conocimiento de otras muchas cosas más que te ayuden en el estudio de la civilización Occidental, que conocer acerca del Nuevo Testamento?

Por ejemplo, es mucho más importante saber de automóviles. Es mucho más valioso para ti el saber cómo arreglar tu automóvil que saber del Nuevo Testamento, ¿no es así?, si es que quieres deambular por la civilización Occidental; o cómo usar un computador, o técnicas sexuales, o cómo hablar otras lenguas. Como habitante de la civilización Occidental hay un sinfín de cosas que pueden ser bastante más prácticas conocer; en cuanto al Nuevo Testamento creo que ocuparía un lugar bastante bajo en la lista de preferencias.

Bien, aparte de eso, hagamos un simple cuestionario. Saquen un papel, esta es su primera prueba. Esto determinará su nota para el resto del semestre.

Díganme si esto se encuentra en el Nuevo Testamento, está en la Biblia o no está en la Biblia. ¿De acuerdo? Es solamente una pregunta que se puede contestar con un sí o un no. Todo lo que van a necesitar son diez espacios para escribir sí o no.

Primero, ¿cuál de estas cosas se encuentra en la Biblia?

La Inmaculada Concepción

Probablemente no conoces lo suficiente de la Biblia, en este caso, aventúrate y di algo, de hecho no le voy a poner nota a esta prueba.

¿Es la Inmaculada Concepción algo que podamos encontrar en la Biblia?

Esta frase, “El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante” ¿se encuentra en la Biblia?

En el nacimiento de Cristo tres sabios o tres reyes visitaron al Niño Jesús. ¿Está eso en la Biblia?

Esta frase “A cada uno de acuerdo a sus habilidades y de acuerdo a sus necesidades

La doctrina de la Trinidad, ¿está en la Biblia?

Esta frase “tú eres Pedro y sobre esta roca edificaré mi iglesia

Pedro fundó la iglesia de Roma. ¿Está o no está en la Biblia? Elije.

Después de su muerte, Jesús se apareció a sus discípulos en Jerusalén.

¡No hable con su vecino! (risas)

Después de su muerte Jesús se apareció a sus discípulos en Galilea.

Última pregunta. Pedro fue martirizado siendo crucificado hacia abajo. Esta es difícil.

OK, vamos a ver. Número Uno: ¿Está la Inmaculada Concepción en la Biblia? ¿Cuántos dicen que sí y cuántos dicen que no? Alguien me puede decir que es la Inmaculada Concepción.

Estudiante: La concepción de María

Profesor Dale Martin: La concepción de María. No se refiere a la milagrosa concepción de Jesús. Eso es lo que generalmente piensa la gente. Ves, una de las cosas de este curso es que vas a aprender bastante sobre la Biblia y el Cristianismo Primitivo, pero lo más importante es que vas a obtener muchas ideas para practicar en las conversaciones de las fiestas [risas].

Así pues piensa cómo de verdad quieres impresionar a esa chica que te acompaña. “Oye, sabias que muchas personas, cuando hablan de la Inmaculada Concepción de María, creen que se refiere a la concepción de Jesús?

¡No es eso!

Se refiere a que la Inmaculada Concepción se refiere a que María estaba sin el pecado original. Inmaculada, significa “sin mancha”. Es decir que se refiere a la concepción de María, por su madre, Ana, que, de acuerdo a la tradición, fue concebida sin el Pecado Original; y esto se debe a que, de acuerdo a la tradición Católica Romana, pudiera transmitir el nacimiento de Jesús sin el Pecado Original, también.

Ahora bien, esto no está en la Biblia, es parte de la doctrina Católica Romana, es algo que los Protestantes no aceptan. Pero muchas personas piensan que está en la Biblia o lo confunden con la Milagrosa Concepción de Jesús que se encuentra en la Biblia en los Evangelios de Mateo y de Lucas.

Segunda pregunta: “El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante”. ¿Me puede alguien decir de dónde proviene? ¡Vamos! Anímense, algún fundamentalista debemos tener aquí.

Estudiante: 1a de Corintios 13

Profesor Dale Martin: 1a de Corintios 13. Buena escuela bíblica.

Los tres magos o reyes vitando al Niño Jesús. ¿Está en la Biblia? ¿No está en la Biblia? ¿Cuántos dicen que no está en la Biblia? A ver, tú dices que no está en la Biblia, ¿por qué?

Estudiante: Estoy tratando de adivinar. En realidad no lo sé.

Profesor Dale Martin: No tienes idea. No está en la Biblia. Es cierto que sabios o reyes visitaron a Jesús en el Evangelio de Mateo, pero es solamente una tradición la que dice que eran tres. ¿De dónde partió esta tradición de que eran tres reyes los que visitaron a Jesús en el pesebre?

Estudiante: Los regalos

Profesor Dale Martin: Los regalos; hay tres regalos: oro, incienso y mirra. Y por esto la tradición dice, “Bueno si había tres regalos debería haber tres reyes”. Así lo tenemos, pero no está en la Biblia.

Esta frase “A cada uno de acuerdo a sus habilidades y de acuerdo a sus necesidades”. ¿Está en la Biblia? Levanten la mano.  ¿No está en la Biblia? Levanten la mano. ¡aha! Nadie cayó en la trampa. ¿Alguien me puede decir de dónde viene? ¿Sí?

Estudiante: El Manifiesto Comunista

Profesor Dale Martin: Si, Marx [risas]. Es de Marx. Pero muchos creen que viene de la Biblia.

La doctrina de la Trinidad, ¿en la Biblia?, ¿no en la Biblia? OK, ¿por qué todos ustedes dicen que no está en la Biblia? Generalmente esta es una buena pregunta. Alguien explicó el por qué la doctrina de la Trinidad no está en la Biblia. Tienes razón, no está en la Biblia.

Estudiante: Yo pensaba que era responsabilidad de la iglesia explicar la paradoja del Hijo y del Padre.

Profesor Dale Martin: En efecto. La Doctrina de la Trinidad es una doctrina que se desarrolló después de la época del Nuevo Testamento, para explicar el por qué los cristianos adoraban a Jesús y al Espíritu Santo también como seres divinos. Esto se desarrolló siglos más tarde, después del Nuevo Testamento. Algunas personas dicen que la Doctrina de la Trinidad estaba encubiertamente revelada en la Biblia y la iglesia estuvo acertada en leer el Nuevo Testamento en forma de soportar dicha doctrina. Y probablemente esto es correcto teológicamente, pero si lo leemos históricamente, no está en la Biblia.

“Tú eres Pedro y sobre esta roca edificaré mi iglesia”. ¿Cuántos dicen que está en la Biblia? ¿Cuántos dicen que no está en la Biblia? Está en la Biblia. En Mateo 16.

Pedro fue el fundador de la iglesia de Roma. ¿Está en la Biblia? ¿No está en la Biblia? Ah, muchos más dicen que no está en la Biblia. Tienen razón, no está en la Biblia. Es parte de una tradición. Es una fuerte tradición cristiana, pero no está en la Biblia.

Después de su muerte, Jesús apareció a sus discípulos en Jerusalén. ¿Está en la Biblia? Levanten la mano. Unos pocos, ¿no está en la Biblia? Están equivocados, está en la Biblia en los evangelios de Lucas y en Hechos de los Apóstoles.

Después de su muerte, Jesús se apareció a sus discípulos en Galilea. ¿Está en la Biblia? Si, algunos de ustedes dicen que sí. ¿No está en la Biblia? ¿Alguien que tenga el coraje suficiente para decir que no está en la Biblia? Está en la Biblia. Está en el Evangelio de Mateo. Pero tomen nota, El Evangelio de Mateo, como hablaremos más adelante, muestra a Jesús apareciéndole a sus discípulos solamente en Galilea, no en Judea y el Evangelio de Lucas y el libro de los Hechos de los Apóstoles muestra a Jesús apareciéndose a sus discípulos solamente en Judea y no en Galilea. ¡Ajá! Es un problema interesante que en algún momento tendremos que abordar.  

Décima y última: Pedro fue martirizado siendo crucificado hacia abajo. ¿En la Biblia o no en la Biblia? Los que están a favor de no en la Biblia ganaron; no está en la Biblia, pero es una parte muy importante de la tradición cristiana.

Bien, he hecho este pequeño cuestionario puesto que son muchas de las cosas que mucha gente dice “Oh, sí, está en Biblia o suena como si estuviese en la Biblia.” ¿No es así? La mayor parte de ellas o al menos la mitad, no lo están y sin embargo son parte muy importante de la historia de la Civilización Occidental. Son importantes para ciertos conceptos de muchos. Son importantes para la historia del arte. ¿Cuántas cuadros hay pintados con Pedro crucificado hacia abajo? Por esto es importante conocer que hay una tradición importante acerca de Pedro siendo crucificado hacia abajo, pero no es parte del Nuevo Testamento. Nos demuestra una vez más esta idea de cuán importante es conocer de este antiguo documento, por sí mismo, en su contexto histórico del siglo primero, o cuál es la importancia de conocer cómo este ha sido interpretado en los últimos 2000 años.

Y lo que les estoy diciendo contrasta de la manera que voy a enseñar este curso. De hecho estoy yendo en contra de mí mismo y probablemente habrá menos de ustedes en la próxima clase ¿verdad? Contrario a la forma que enseñaré este curso, que es más sobre la historia del siglo primero de estos documentos y lo que significó en ese tiempo, algunas veces lo más importante de la Biblia es el impacto que causa en la historia de los años siguientes. Y esto es algo que hablaremos de vez en cuando en la clase, pero es algo que podrían beneficiarse más, por ejemplo, si estudiaran un curso sobre la historia del arte o si estudiaran una clase de literatura sobre estos mismos temas en la Europa de años posteriores.

Les podría ilustrar con muchas otras cosas, por ejemplo, si yo digo, “¿Qué es lo que la mayor parte de la gente dice que ocurre cuando mueres? Y obtendrías numerosas contestaciones. Algunos dirían, “vas al cielo”. Otros dirían un sin fin de otras cosas. Si yo digo “¿Qué es lo que la mayoría de los cristianos dicen que ocurre cuando mueres? En otras palabras, ¿dónde está la tía Marta en el funeral?, “bien, ella se encuentra en los brazos de Jesús. Está salvada en el cielo. Su alma está allí”

La mayoría diría que los cristianos creen en la inmortalidad del alma y que es parte de bastante doctrina cristiana.  De nuevo, esto es algo que no está en la Biblia, realmente, no es ni siquiera la mejor interpretación de la ortodoxia oficial Cristiana.

De acuerdo a la ortodoxia oficial cristiana, la forma de existencia después de la muerte es la resurrección de la carne. Eso es lo que el Nuevo Testamento dice, la resurrección del cuerpo o la resurrección de la carne. Esto es contrario a lo que la mayor parte de la gente asume y cree.

Lo importante es esto ¿de dónde sacamos la idea de la inmortalidad del alma? La mayor parte viene de Platón. De nuevo surge la pregunta, si quieres conocer más acerca de los aspectos que influenciaron a la civilización occidental, ¿no sería más conveniente tomar un semestre sobre Platón que el Nuevo Testamento? Solo digo que podría ser. La ironía es que debido a que muchas más personas consideran más importante el Nuevo Testamento, hay más alumnos tomando mis clases sobre la historia del Nuevo Testamento que los que van al Departamento de los Clásicos a tomar un curso sobre Platón. No estoy seguro si esto debería ser así, pero es lo que es. Lo que vuelve a traer a colación la pregunta de ¿por qué están aquí, qué esperan sacar de este curso? Y por esto quiero que entiendan bien el método que utilizaremos en este curso.

Mi propósito es hacerles ver que cuando estudiemos este texto en esta clase, no vamos a estudiar necesariamente la escritura, como la palabra de Dios. No vamos a estar estudiándola, por ejemplo, por su importancia en las literaturas medievales ni necesariamente lo que significó a la temprana literatura moderna.  Vamos a estudiarla por su significado en el siglo primero.

De hecho, lo que voy a tratar de hacer con ustedes es hacerles entrar en el Nuevo Testamento desde afuera. He estado enseñando esta materia por espacio de 20 años y he encontrado la tendencia de dos tipos de estudiantes que compran mi clase de Introducción al Nuevo Testamento. Uno de ellos está compuesto por un grupo que creció en una familia cristiana. Fueron a la iglesia. Quizá asistieron a las clases dominicales y creen dominan estos textos al menos desde la perspectiva de la clase dominical o bajo el punto de vista de su iglesia. En cierta manera ellos se sienten como: “OK, conozco lo que es el Nuevo Testamento y también tengo claro lo que pienso acerca de él”.

Por otro lado está el otro grupo que viene a estas clases a crecer en un contexto no religioso; no saben nada de esto. Nunca han leído la Biblia, y vienen pensando “bueno, estoy tomando este curso porque no se nada acerca de ello”, pero por extraño que parezca, por haber crecido en nuestra sociedad, se acercan con algún tipo de conocimiento previo de los textos. Tienen un concepto de lo que es la Biblia. Tienen un concepto de lo que es Jesús, de lo que es Pablo. Y de esta manera se acercan a los textos con algún tipo de familiaridad sobre los diferentes tópicos, al menos desde el punto de vista de la concepción popular.

Ahora bien, la razón de que es cierto se debe a que vivimos en una cultura post cristiana, y ambos aspectos de esta terminología con importantes. Es post cristiana en el sentido que es muy difícil vivir en América sin tener algún tipo de exposición al cristianismo y sin ver su influencia en nuestra sociedad, en la política, en nuestra cultura y arte, en general.

Pero también es post cristiana puesto que ya no es posible asumir en esta cultura, especialmente en un lugar como Yale tan polivalente y multicultural, que casi todos van a ser cristianos.

Así pues nos encontramos en una situación dónde tenemos la resaca del cristianismo ocupando la cultura, sin necesariamente conocer mucho a cerca de él.

Así pues les voy a pedir que vengan al Nuevo Testamento, desde afuera. Si sienten que conocen algo acerca de él, dejen eso a un lado de momento, puesto que en clase, trataré de hacerte ver este documento como si lo hubieras visto por primera vez, con objeto de que vean el cristianismo primitivo completamente como si fuera por primera vez.

Así pues hagamos una pequeña práctica sobre esto. Ven ahora conmigo, abre tu Nuevo Testamento para echarle un vistazo y vamos hacer una revisión acerca de él. ¿Qué te parece si nos ponemos en la situación en que no sabes nada acerca de él, nunca has oído hablar de él y estas abriendo el libro por primera vez?

En el comienzo, el Evangelio de Mateo, comienza algo así como: “El libro de los orígenes” (o el génesis como es la palabra griega) “de Jesús, hijo de David, hijo de Abraham. Abraham engendró á Isaac: é Isaac engendró á Jacob: y Jacob engendró á Judas y á sus hermanos: Y Judas engendró de Thamar á Peres y á Zara” y todos conocen cómo sigue ¿no es así? Estos son los “engendrós”, los famosos “engendrós” con los que comienza el libro de Mateo. Este y este concibieron, este otro y este otro, concibieron y así sucesivamente. Para una persona del mundo moderno, te empiezas a preguntar ¿qué es esto? ¿qué está pasando aquí? Luego sigues con las narrativas del nacimiento en Mateo, las historias del Niño Jesús.

Si hubieras vivido en tiempos de Mateo, todo esto te parecería bastante familiar, la idea que los reyes venían de muy lejos siguiendo una estrella lo cual significaría que alguien muy importante había nacido.

Todo esto pertenece a la cultura propagandística del Mundo Antiguo. Si fueras una de esas personas que habitaban en aquellos tiempos y hubieras tomado el libro de Mateo, hubieras leído esas historias acerca de esos reyes provenientes del Este, siguiendo una estrella y llegando a encontrar a este bebé, hubiera sonado como que todo estaba bien, como si fuera ser una historia interesante. Es decir, en el mundo antiguo sonaría como algo familiar. Luego continúas leyendo el resto del Evangelio de Mateo. Es la historia de un hombre que viaja dando charlas, otras veces conversa con persona o enseña. Exorciza demonios, hace milagros, sana a la gente. Y de nuevo, en nuestro mundo moderno, si no hubieras tenido a algún tipo de exposición a narrativas religiosas de esta naturaleza, sonaría algo raro. En el mundo antiguo, de hecho, sonaría familiar, porque existen otras historias de otros tipos de maestros que sanaba, exorcizaban demonios y hacían milagros. No es una forma poco común de hablar acerca de una persona que era supuestamente grande. 

Pero luego van al siguiente libro en el Nuevo Testamento, el Evangelio de Marcos. Bueno, esto es como algo de la misma historia. Es más corto, tiene menos enseñanzas, pero es así, pero ¿por qué tienes que el segundo capítulo de este libro, repite la historia dicha en el primero? El Evangelio de Lucas, igual. Luego llegas al Evangelio de Juan, bueno, el de Juan es diferente, suena diferente, tiene un estilo diferente. Pero es la misma historia del mismo personaje. ¿Por qué tienes cuatro diferentes capítulos de este libro, todos contando la misma historia? Eso es extraño por sí mismo y bajo nuestro punto de vista, debería parecernos extraño.

Cuando llegamos a los Hechos de los Apóstoles, entramos de nuevo en un terreno familiar, comienza como el Evangelio de Lucas, porque está escrito por el mismo que escribió el Evangelio de Lucas, de hecho, comienza con un párrafo que recuerda la forma como terminó el Evangelio de Lucas. Ustedes saben... como en las telenovelas… “En el último capítulo vimos como Luis Alfredo…” y esta es la forma en que comienza el libro de los Hechos de los Apóstoles.

“La última vez, en Lucas, quedamos en este punto… Ahora vamos a llevar a nuestros héroes a la siguiente aventura…” Luego comienza a sonar como una novela greco-romana. Al llegar a este punto debo hablarles acerca de las novelas en el mundo antiguo.

Había dos tipos, las griegas y las latinas.

Las novelas griegas generalmente eran sobre un hombre y una mujer, jóvenes, ricos, se ven y caen perdidamente enamorados y apasionadamente se desean el uno al otro. Ellos podrán o no casarse, pero de ninguna manera logran consumar su amor. En lugar de ello uno es secuestrado o se tiene que ir a la guerra o es capturado por piratas o ella es capturada y vendida como esclava y viaja por todo el Mediterráneo y el joven la sigue por el Mediterráneo en capítulo tras capítulo, en numerosas ocasiones casi llega a alcanzarla, siempre casi llegan a tener sexo, pero ella siempre es comprada por alguien diferente y llevada a otro lugar como esclava. Así la novela se desenvuelve persiguiéndose uno al otro por el Mediterráneo, con naufragios, batallas, milagrosas intervenciones de los dioses y todas esas cosas.

Y esta es la forma que parece el libro de los Hechos de los Apóstoles. Es como una antigua novela griega, excepto que carece de algo que toda buena novela debe tener: sexo. El libro de los Hechos de los Apóstoles no tiene sexo. Podrás quedar desilusionado por ello, pero tiene algo que aquellas novelas no tienen, tal como es al Espíritu Santo como el protagonista de la historia. Observa que en el mundo antiguo podría parecer familiar, pero es definitivamente extraño en el moderno, si no lo lees como la Biblia y lo haces como simple literatura. También nos damos cuenta que el libro está mal titulado pues no son los hechos de todos los apóstoles, son básicamente los hechos de Pablo, y Pablo, no es necesariamente considerado como un apóstol por el que escribió este libro. Esto es también otro asunto que aprenderemos este semestre. Los títulos de la mayor parte de los libros en el Nuevo Testamento no fueron puestos por sus autores, fueron puestos posteriormente por otros escribas cristianos. Esto es muy importante.

Luego llegamos a las cartas de Pablo. Y ¿no es extraño que la mayor parte del Nuevo Testamento esté constituido por cartas? No son como las cartas modernas. Son cartas antiguas. Están generalmente dirigidas a un grupo de personas y generalmente tratan sobre una serie de temas filosóficos y dan consejo sobre ciertos problemas.

Luego llega a la Epístola a los Hebreos o lo que mejor traducción podría ser, “la carta a los judíos”. Lo que es extraño, en la medida que leemos esta Epístola, nos damos cuenta de dos cosas. En primer lugar, no es una carta, es un sermón. De hecho ni siquiera proclama ser una carta; está hecha igual que un sermón. Y te das cuenta que no está dirigida a los judíos, parece estar dirigida a los Cristianos Gentiles para convencerles que Jesús les entrega una liturgia superior al judaísmo. No es una carta, ni está dirigida a los judíos. Al llegar aquí vemos que esto conduce a notar cuando leemos el Nuevo Testamento, que las cartas se hacían para ser leídas en voz alta, en público. Así pues, lo que nos estaremos preguntando una y otra vez en este semestre ¿qué significado tiene leer estas cartas en voz alta en una comunidad y no solo encerrado en tu cuarto o en la biblioteca? 

Luego llegas a la primera de Pedro. No está escrita a un lugar determinado, sino que es una carta circular, significando que debe ser circulada de un sitio para otro. Después a la segunda y tercera de Juan, dos cartas dirigidas a la señora elegida y sus hijos. ¿Qué quiere decir esto?

Y finalmente a las Revelaciones de Juan o la Apocalipsis. La palabra “revelación”, está latinizada, proviene del griego “apocalypse” que significa abrir la mente o revelar. Este documento es verdaderamente extraño, no tiene nada que ver con los otros documentos que nos hemos encontrado, hasta ahora, en el Nuevo Testamento. Comienza la narrativa con una visión. El llamado Juan dice “me encontraba en la isla llamada Patmos, a causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. Estaba yo en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz, como sonido de trompeta”. Luego hay varias cartas, siete cartas diferentes, cartas muy cortas, dirigidas a siete diferentes iglesias cristianas. Más tarde se introduce en un salvaje juego de vídeo, con una narrativa parecida a MTV, narrando un viaje celestial con este tipo llamado Juan. Llega hasta los cielos. Llega a entrar en la habitación donde se encuentra el trono de Dios. Ve extrañas cosas de bestias y animales, tienen cuerpos de corderos, pero tienen cuernos y sangran por todos lados. Es una historia de catástrofes. Es una historia de una batalla cósmica entre las fuerzas del bien y del mal. Es como varias escenas de Star Wars. Finalmente termina con el establecimiento de un nuevo mundo y la Ciudad de Dios.

Ahora bien, este escenario es el fin del Nuevo Testamento, y está bastante lejos del pequeño Niño Jesús y los tres reyes en Mateo, ¿no es así? Pero es que el Nuevo Testamento incluye todo tipo y diversa literatura; 27 libros diferentes, escritos entre el año 50 hasta el 150. Es decir que han pasado 100 años entre el primero y el último de esos 27 libros. Tienen diferentes puntos de vista, diferentes situaciones, diferentes teologías, diferentes géneros. Utilizan un lenguaje muy particular y un tanto confuso. Me referiré a través del semestre a este lenguaje muy particular y conversaremos cómo debe interpretarse. Estos textos desafían su interpretación para una persona del mundo moderno, a no ser que tenga la ayuda de un historiador y experto en la materia… como yo.

Coloquémonos en una nueva situación. En lugar de mirar a los documentos desde fuera, ahora tratemos de imaginarnos cómo sería una iglesia cristiana de los primeros años si, de pronto, nos tropezáramos con ella. Usemos un poquito de imaginación…

Pretendamos ser una costurera. Trabajamos en un taller de costura en la ciudad de Corinto, en Grecia, corre el año 56. En la puerta de al lado, un tipo llamado Fred que trabaja en curtimbres, acaba de unirse a un nuevo club y él te va a contar acerca de este club. En primer lugar, no se reúnen durante el día, se reúnen antes del amanecer o en el atardecer, o de noche. Solamente son un grupo pequeño lo suficientemente grande como para llenar un comedor de regular tamaño, pero lo llaman “la reunión de la ciudad”. No estás muy seguro de lo que hacen en estas reuniones. No parece que adoran a ningún dios o diosa que puedas ver. Utilizan la palabra “dios” en algunas ocasiones, pero este “dios” no tiene un nombre en particular; y esto es muy extraño para ti. Recuerda que pretendes ser una persona griega viviendo en el año 56 en Corinto. De hecho, parece que estas gentes no creen en ningún dios, parecen ateos.

Tienen mucho respeto por un judío criminal, que fue el cabecilla de una guerra y fue ejecutado hace ya bastante tiempo, en algún lugar de Siria. Fred dice, a pesar de todo, que este judío está vivo en algún lugar. De hecho, Fred dice que ese judío lo compró a él, a pesar de que nunca supiste que Fred hubiera sido esclavo en algún tiempo. De hecho sabes que Fred nunca fue esclavo. Entonces ¿qué significa que ese tipo le compró?

En todas esas reuniones comen, cosa que no está fuera de lo normal ya que en todos los clubes se come, pero ellos la llaman la “cena del jefe” y algunas veces “la cena de las gracias”. Algunos comentan que comen carne humana en las reuniones, pero lo pones en duda puesto que, por alguna razón, parece que todos son vegetarianos. Como que nos parece y ponemos en duda que los vegetarianos coman carne humana.  Fred dice que en la iniciación al club, de los nuevos miembros, los sumergen en agua, desnudos y con eso “se sanan”. Una vez ingresas en el club ellos te llaman hermano y puedes tener sexo con cualquiera y con todos puesto que ya no importa si eres hombre o mujer; ellos parece que se sienten ninguno de los dos.

Así es este nuevo grupo.

Ahora bien, he construido este pequeño cuadro tomando datos actuales del Nuevo Testamento, y los escritos que tenemos de los antiguos cristianos. Esta era la manera que, al menos por un gran número de gente de aquellos antiguos tiempos veía a los grupos cristianos. Cada uno de los pequeños detalles que aquí tengo – no los sacaré a relucir todos puesto que sería aburrido y tenemos que continuar – pero cada uno de estos detalles viene de alguna particular interpretación de un término griego utilizado por los cristianos. Por ejemplo, he dicho que la cena se conoce como la cena del jefe. Nosotros la llamamos la “cena del Señor”. Pero “el Señor” no siempre significa “Dios” necesariamente, significa “tu jefe”. Así pues la Cena del Señor, puesto en términos normales del idioma griego, diría algo así como “la cena del jefe” o, como dije anteriormente, “las gracias”. Los episcopales lo llaman “Comunión” cuando la toman los domingos, la Eucaristía, que es justamente tomada del griego que significa “gracias”. Así pues, todas estas cosas, la parte que dice que no importa que sea hombre o mujer, los cristianos decían que “En Cristo no hay hombre ni mujer. [Gálatas 3:28] ¿Qué? ¿No hombre ni mujer? Y algunos no cristianos interpretaban esto como que los cristianos tenían sexo unos con otros. Se llamaban “hermano” y “hermana” y se pasaban hablando de amor todo el tiempo. Se juntaban de noche, en la obscuridad.

¡Sí!, esos eran los rumores acerca de los grupos de cristianos como este.

Así pues, muchas de estas cosas – dije que te llamaban camarada. Bien, los cristianos se llamaban unos a otros “hermano” y “hermana”. Pero esto no parecería normal hablando de un extraño en el mundo antiguo. Sonaría a anormal o quizá un tanto comunista, el llamar a alguien “camarada”. Así pues el lenguaje utilizado por diferentes cristianos en aquellos primeros tiempos era el muy comúnmente utilizado en la lengua griega, sin embargo sonaría un tanto extraño o muy particular para algunas personas. En otras palabras, la Biblia nos presenta un mundo muy extraño, si nos aproximamos a ella sin nuestras preconcepciones, si nos aproximamos a ella, frescos, sin conocimientos previos, desde fuera de ellas. Es una colección de textos muy antiguos. No fueron puestos en el orden adecuado cuando fueron escritos.

La próxima vez hablaré acerca de cómo esos 27 documentos diversos fueron incluidos en el Nuevo Testamento. Esa es la completa historia del canon y hablaremos de ello en nuestra próxima clase. De hecho, una gran parte de la historia de cristianismo primitivo y hasta del mismo Nuevo Testamento, consiste en tomar lo que era un diverso grupo de personas, todos de alguna forma leales a esa persona que llamaban Jesús. Pero no eran todos iguales, pues vivían en lugares diferentes y tenían diferentes creencias. Y el cristianismo primitivo era un intento de juntar  todos esos elementos en un movimiento unificado y de alguna manera, lograr una sola creencia y práctica unificada. 

Así pues este curso va a ir narrando cómo esa histórica tendencia, trataba de hacer una unidad de una diversidad. Lo que vamos a hacer es tomar el Nuevo Testamento, vamos a tomar diferentes escrituras y las vamos desmenuzar. Y uno de los temas más importantes de este curso, será la diversidad del cristianismo primitivo; de hecho, la diversidad de los cristianos primitivos es uno de los puntos marcados en el descriptor del curso. Miraremos a todos los diferentes aspectos en que Jesús era considerado divino o humano, o alguna combinación de los dos. Veremos a las diferentes formas en que los cristianos primitivos se enfrentan ante el hecho de que este movimiento proviene del judaísmo. ¿Quiere esto decir que somos judíos?, si no, ¿qué es lo que somos? Observaremos las diversidades. Cómo trataban a las mujeres, las diferentes formas que las mujeres podían tomar parte en este movimiento. O las diferentes formas en las que eran tratados los esclavos y otros sirvientes en la casa familiar. ¿Cómo reaccionaban ante la política? ¿Cómo reaccionaban ante el poderoso Imperio Romano? Tomaremos todos estos tópicos en diferentes puntos del curso y hablaremos sobre cómo los primeros cristianos reaccionaban ante estos temas sociales y culturales y leeremos el Nuevo Testamento a la vista de ello. Así pues, tomaremos esa unidad y la separaremos, para ver la diversidad de este movimiento cristiano primitivo y verlos frente a estos documentos.

Ahora voy a descansar y pedirles que hagan preguntas o comentarios o se desahoguen. No sean tímidos, ¿OK?

Estudiante: ¿Va usted a hablar acerca de las decisiones tomadas acerca de qué documentos incluir y excluir?

Profesor Dale Martin: Sí. Él preguntó si hablaría acerca de cómo se tomaron las decisiones para incluir y excluir los textos en el Nuevo Testamento. Y hablaré de esto en la próxima clase, cuando hablaré sobre la historia del canon. Por qué existían algunos libros – ya que habían bastantes más libros del cristianismo primitivo que los que conocemos; algunos se están descubriendo aún. El evangelio de Judas. Habrán leído en los periódicos y revistas que el Evangelio de Judas ha sido recientemente publicado, pero que algunas personas de Yale lo sabían desde hace más de veinte años pues se les había mostrado. Pero la mayor parte de la gente no sabía de ellos. Ahora ha sido publicada su versión en inglés ¿Por qué el evangelio de Judas no fue incluido en el canon? Sobre eso hablaremos en la próxima clase.

Estudiante:  ¿Vamos también a ir sobre las diferentes traducciones?

Profesor Dale Martin: ¿Vamos a ir sobre las diferentes traducciones y cuál de ella es la mejor? Periódicamente tocaremos el tema de las traducciones. Por ejemplo, cuando hable acerca del descriptor en un momento, les diré acerca de la Biblia que ustedes deben traer a la clase y les recomendaré o les he recomendado una biblia de estudio en particular en la librería que la pueden comprar, pero estoy esperando que no todos traigan la misma traducción del Nuevo Testamento, porque en algunos momentos les preguntaré, “Bien, esta traducción dice esto. ¿Alguien tiene una traducción diferente? Y en ciertos momentos cuando surge algo importante acerca de las diferentes traducciones, lo haré notar y lo explicaré de vez en cuando. No será una disertación en cada caso, pero es algo que se van a encontrar en todo momento. ¿Cómo se llevaron a cabo ciertas traducciones? ¿Cómo fueron resueltos los debates sobre las traducciones?

Estudiante:  ¿Va usted a hablar sobre el Antiguo Testamento?

Profesor Dale Martin: Lo haré cuando sea relevante, Por ejemplo, en la próxima clase hablaré algo sobre el canon del Antiguo Testamento y cómo se tomaron diferentes decisiones sobre él y cómo hay diferentes decisiones acerca del Nuevo Testamento. Hablaré por qué la Biblia Hebrea es diferente de la Católica Romana, inclusive en lo que ellos consideran el Antiguo Testamento. Cuando hablemos del apocaliscismo y el Evangelio de Marcos y judaísmo, ustedes tendrán que leer al menos, la última parte del Libro de Daniel, en el Antiguo Testamento. Y esto se debe a que la última parte del Libro de Daniel es un antiguo libro apocalíptico, texto profético que influenció fuertemente a la primera literatura cristiana. Y también daré una clase sobre dos épocas del judaísmo y el periodo del Segundo Templo; esto es, cómo era el judaísmo en el tiempo de Jesús y Pablo. Para ello necesito referirme a la Biblia Hebrea. Así pues, sí, me referiré al Antiguo Testamento de vez en cuando. 

Lo que no voy a hacer – bueno, por ejemplo hablaré ¿por qué el Evangelio de Mateo toma de la Biblia Hebrea este texto en particular acerca de la profecía sobre Jesús? Y veremos cómo ese difícil texto podría haber sido su significado en su contexto original. Y para aquellos de ustedes que no están al tanto, lo que los cristianos conocen como el Antiguo Testamento, es simplemente lo que los judíos conocen como la Biblia Hebrea. Básicamente se refiere al mismo documento. Solamente utilizamos diferente terminología, ya que, para los judíos, lo que nosotros consideramos antiguo, no lo es para ellos.

Estudiante: ¿Hablaremos sobre el legado de la Biblia en la literatura posterior?

Profesor Dale Martin: No tanto como debiera. Es por esto que al comienzo de esta clase – a lo mejor llegaste un poco tarde – dije que este curso se concentraría en el significado de estos textos en su verdadero sentido histórico. De vez en cuando tocaremos el tema de ¿cómo ha sido esto interpretado a través de los siglos? La única vez que iré fuertemente sobre ello es cuando lleguen a las sesiones de discusión – de ellas hablaré en un momento. Se espera que ustedes vayan a la Galería de Arte de Yale y la recorran con su jefe de discusión y luego miren profundamente en cómo los temas y relatos bíblicos han sido representados artísticamente. Esto dará la oportunidad de hablar también sobre la literatura. Si ustedes quieren poner sobre el tapete estos temas, siéntanse libres de hacerlo. Pero yo me concentraré en este curso, en el significado de estos textos en su contexto primitivo.

¿Alguna pregunta más? Bien, vamos al descriptor del curso. Si no lo tienen tomen uno pues hay varios ejemplares por ahí. Si ustedes o un amigo quiere verlo, pueden ir al servidor v2 de Clases, bajarlo e imprimirlo.

Una de las cosas que quiero enfatizar y que aún no lo he hecho, es que la asistencia a las clases es requerida, se espera de ustedes que asistan a las clases. Simplemente porque es un curso largo quiere decir que pueden faltar. Inclusive cuando están haciendo el estudio. Esto se debe a que ustedes obtendrán de mis clases cosas que no podrán encontrarlas en otro lado. Por tanto es requisito que asistan a mis clases. Los jefes de sección, una vez les conozcan, estarán encargados de vigilar y anotar la asistencia de aquellos pertenecientes a su sección. La asistencia puede afectar sus notas. Así pues, asistan a ellas.

Hay solamente tres tareas: dos trabajos de seis páginas, ya les explicaré como hacerlos. Uno será un trabajo de exégesis y usaremos una entera sección discutiendo y hablando acerca de lo que significa exégesis y enseñanzas y cómo hacerlos. Otro trabajo será temático sobre algunos aspectos de conflicto entre los primeros cristianos, tales como el judaísmo y la ley, o la mujer o la política. Y luego tendremos el final. Nunca habrá una prueba sentados en clase. Su examen final consistirá en una o dos preguntas que les daré con anticipación. Las llevan a su casa y escriben 8 páginas a doble espacio acerca de la pregunta, sin investigación – no quiero que salgan a investigar. Utilicen el material obtenido en la clase, se espera que ustedes contesten alguna o algunas preguntas importantes en un trabajo de ocho páginas que deberán entregar en la fecha indicada.   

Los procedimientos de evaluación son importantes. Para obtener una A en mi clase, u obtener una A en un trabajo, no solamente el trabajo tiene que tener las contestaciones adecuadas y completar los requerimientos esperados, tiene que estar escrito elegante y excelentemente. Todos los estudiantes de Yale tienen acceso a un tutor de escritura. No sé si se dan cuenta lo raro que esto es en una universidad. Definitivamente esto no estaba disponible para mí ni la mayor parte de los estudiantes de mi generación. Pero yo sé que tienen acceso a tutores de escritura. Pueden lograr una A en esta clase escribiendo sus tareas en adelanto con objeto de tener el suficiente tiempo adicional como para llevárselo a un tutor que les corrija su estilo y luego entregar esta versión a tiempo. Esto ayudará bastante para obtener una A. Si escribes un trabajo que tiene las contestaciones correctas, cumple con todo lo pedido pero no está bien escrito, en este caso, obtienes una B. C significa que está peor escrito y D y F indica que no llevaste a cabo tu tarea.

Los textos que he pedido a la librería – desafortunadamente lo hice tarde – pero la Librería Laberinto tiene el libro de Bart Ehrman, el cual pueden ir en línea y pedirlo directamente. La información se encuentra en el descriptor. He pedido la versión anotada de Oxford de la Nueva Versión Estándar Revisada de la Biblia. Pero, como dije, son bienvenidos a traer otras traducciones u otras versiones. Cuando usamos el término versión de una Biblia, solamente queremos decir una traducción diferente de la Biblia en Inglés. Así pues si quieres utilizar la Versión Estándar Revisada, esa es otra versión de la Nueva Versión Revisada Estándar, no hay problema. Hay otras traducciones de la Biblia que son aceptables. No quiero utilizar las versiones antiguas, tales como la Versión del Rey Jorge, o la católica versión de Douay. Esas tienen bastante inexactitudes simplemente porque son muy antiguas. Tampoco me gusta usar las parafraseadas, tales como la Biblia Viviente. Pero si ustedes quieren utilizar otras versiones, no hay inconveniente. De hecho nos ayuda cuando comparamos diferentes traducciones.

No se preocupen de las discusiones o debates, aún. No estoy seguro aún si vamos a utilizar el servidor de la clase para que se inscriban a los foros en línea o si lo haremos a la antigua en la que les haré firmar en clase unos formularios. Pero sí les nos organizaremos en secciones de debates. Habrá una variedad de horarios para elegir. Así que habrá diferentes horarios en los que sus grupos se puedan reunir. Nos aseguraremos de que todos tengan un horario que les acomode y se reunirán los jueves o viernes en sus correspondientes secciones de debate y los organizaremos en un horario que esté cerca del horario de cierre de las tiendas una vez que tengamos seguridad de quienes se quedarán en la clase.

Tal como les dije, el resto de la organización de las clases, creo que es bastante evidente. La clase está organizada para enseñarles, en primer lugar, los métodos de un acercamiento crítico de la historia del Nuevo Testamento y ayudarles a aprender cómo hacerlo por medio de la exégesis y el estudio de la historia. Luego, en la segunda parte de la clase, pondremos nuestra atención en más de esos temas de desacuerdo y debate dentro del cristianismo de la primera época, tales como el judaísmo y la ley, el puesto de las mujeres, política e interpretación de las escrituras. Eso, básicamente, será lo cubriremos en este semestre. ¿Alguna pregunta?

Bien todos aquellos que decidan tomar el curso, les veré en el mismo lugar y a la misma hora el próximo miércoles.

 

DJBx