DJB
El Evangelio de Lucas

Lección 9 – El Evangelio de Lucas

Febrero 9, 2009

Esquema de Lucas y Hechos

Lucas

  • Antes del ministerio (1:1 – 3:22)
  • Ministerio en Galilea (3:23 – 9:50)
  • Sección de transición (9:1 - 50)
  • A Jerusalén (9:51 – 19:44)
  • En Jerusalén (19:45 – 24:53)

Hechos

  • Antes de los gentiles (1:1 – 9:43)
  • Sección de transición (10:1 – 12:25)
  • Después de los gentiles (13:1 – 28:31

 

Profesor Dale Martin
: Vamos al principio del Evangelio de Lucas. Hoy vamos a dedicar gran parte del tiempo a Lucas y los Hechos. Creo que mentí un poco en el descriptor. Bueno, ya saben, a estas alturas, lo poco que soy de confiar. En el descriptor decía que hablaríamos de Lucas en el día de hoy y de Hechos el próximo miércoles. Esto no es cierto puesto que no podemos hablar de Lucas sin hablar de Hechos, de la misma manera que no puedes hablar mucho de Hechos sin hablar de Lucas, simplemente porque están escritos por la misma persona. Casi ningún erudito pone esto en duda. Algunos discuten que no deberían leerse como dos volúmenes de la misma obra. Otros argumentan que Hechos fue escrito bastante más tarde que el Evangelio de Lucas, pero yo voy a tratarlos como dos volúmenes de una misma obra. Parte de la presentación de hoy se centrará en Hechos y la próxima vez, también terminaremos de hablar de Hechos y conversaremos sobre Lucas. ¿Tienen todos el esquema que he entregado sobre Lucas y Hechos? Si alguno no lo tiene haré que los ayudantes se lo entreguen.

Veamos el principio de Lucas.

Lucas 1:3  también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente…

 

¿Qué quiere decir “escribírtelas ordenadamente”?

Lucas 1:1 Por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas,

Lucas 1:2 tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra,

 

Cuando él te dice que los eventos han sido transmitidos por los que fueron testigos oculares ¿qué es lo primero que se nos viene a la mente acerca del autor? Que él no fue testigo presencial de los hechos.

Lucas 1:3  también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente, excelentísimo Teófilo,

 

Hay varias cosas que nos dice este prólogo del Evangelio de Lucas. Una de ellas, ya la hemos notado, es que no está escrita por alguien que estuvo allí.

Algunos dicen que cuando llegamos al libro de los Hechos, al menos parte de este libro, parece que fue escrito por alguien que estuvo allí porque, en la mitad del libro, el autor comienza a decir “nosotros”. Hicimos esto, hicimos lo otro, en lugar de decir Pablo u otra persona. Yo no creo que sea este el caso. Yo creo que usó algún tipo de documento que usaba el término “nosotros” o quizá un texto antiguo. Yo pienso que algunas veces una persona simplemente se incluirá en plural para darle más fuerza a la narrativa. Por tanto no voy a enseñar que este autor fue testigo de las cosas que escribe, puesto que no fue testigo de las cosas que ocurren en el Evangelio y él así mismo lo dice.

De igual manera nos dice que es un compendio de fuentes. Por ahora, cuando han estado trabajando en el problema sinóptico y saben cómo escribir un documento exegético, están en conocimiento que los autores de los evangelios utilizaban otras fuentes. Algunas de ellas eran escritas otras eran orales. Este autor lo admite “a priori” por lo que asumimos que utiliza ambas, oral y escrita. ¿Cuál es una de las fuentes escritas que sabemos utilizó? Marcos, exactamente y también pensamos que hubo otra fuente que también utilizó: Q.

¿Qué quiere decir “escribírtelas ordenadamente”? ¿quiere esto decir que Marcos escribió estas cosas en un cierto orden y él conoce un mejor orden cronológico? ¿está diciendo que está escribiendo estos hechos en un orden que está más cerca a lo que realidad ocurrió? Esta es la forma que ha sido interpretada por algunos. Como veremos hoy, esto no es necesariamente correcto pues podremos determinar cuando el autor creativamente mueve los eventos para sus propósitos. El alardea de darnos “ordenadamente” la historia de los hechos, pero si lo que pretende decir es que es mejor ordenada cronológicamente, veremos, más adelante, que está equivocado. Probablemente no lo hace a propósito. Probablemente quiere decir que la forma en que él la cuenta, es mejor que la de Marcos, o Q, o cualquier otra fuente que disponga.

Esto también nos dice la forma literaria. Él sabe que está escribiendo algo que es como otro tipo de literatura del mundo antiguo. El Evangelio de Lucas no es una biografía pero podía haberse pensado como una vida. De hecho, la palabra griega por vida es bios, de ahí viene biología. Bios podría ser un tipo de literatura que hablaba sobre un gran hombre. Lo separamos de la biografía pues no tiene los mismos puntos que las modernas biografías. Parece ser que él sabía que en el Evangelio de Lucas, él escribía una bios de Jesús o vida de Jesús. ¿Por qué lo sabemos? Porque comienza más tarde en el Evangelio con lo mismo que nos encontraríamos en un libro acerca del Emperador Augusto, o Platón el gran filósofo. Es decir, comienza con narrativas acerca del milagroso nacimiento. No estaba fuera de lo usual contar historias acerca de un gran hombre y su milagroso nacimiento. Luego en Hechos, también parece que sabe que está escribiendo algo que debería parecer una historia y tenemos historias del mundo antiguo. Este personaje – mucho más que Marcos – está mucho más consciente de prepararse y situar su trabajo como una obra literaria, en un formato literario.

Entonces, ¿quién es Teofilo? Algunos pensarán que este debe ser su patrón, porque a menudo en el mundo antiguo, cuando escribías un libro, siempre empezabas con una dedicatoria. En esta no decías dedicado a este o aquel, sino “Querido Teófilo, estoy escribiendo esto porque me pediste que pusiera mis pensamientos por escrito” En otras palabras le das una narrativa, es una narrativa para tu patrón, quizá la persona que te apoya financiera o socialmente o cualquier otra persona que te haya pedido que escribas sobre algo. Comenzarías con un “Querido Sr. Pérez,  me pediste, cuando almorzamos en Mori, que describiera mi reciente viaje a África, así pues estoy cumpliendo con su petición”. Esta es la dedicatoria a tu patrón. ¿Quién es Teófilo entonces? Algunos dicen que es una persona histórica, él le llama “su excelencia.” En el mundo griego parece implicar que es un personaje de alto rango o que nuestro autor nos hace creer que lo es. Por otro lado, también es posible, como han dicho algunos, que sea ficticio puesto que la palabra Teófilo está compuesta de las raíces teos, que significa Dios y filos, amante o amigo. Algunos han sugerido que está creando un nombre ficticio para cualquier lector que sea “amante de Dios” o “amado de Dios.” Realmente no lo sabemos y los eruditos se encuentran perdidos sobre si Teófilo era un personaje real o no.

Estas son algunas de las cosas que debemos prestar atención. Él se prepara para escribir una historia basado en los estándares de cómo se escribe esta en la antigüedad, pero ¿es esta una historia bajo nuestros estándares? La única forma de averiguarlo es analizando el texto en sí y esto es lo que vamos a hacer.

En el esquema que tienen, el esquema de Lucas y el esquema de Hechos. Notemos cómo se divide. En primer lugar tenemos el Evangelio que comienza con el nacimiento y las narrativas de la infancia y luego Jesús y Juan el Bautista, en el capítulo 1 y luego en el 3 tenemos la reunión de Jesús y su relación con Juan el Bautista. Todo esto comenzaba parcialmente en Galilea y parte en Judea. El nacimiento de Juan acontece en Judea, el nacimiento de Jesús, de acuerdo a Lucas, ocurre en Judea. Lucas también hace que la familia de Jesús vaya de Galilea a Judea para su nacimiento. Ahora bien, esto es difiere de lo que dice Mateo. Mateo comienza con la Santa Familia viviendo en Belén. Lucas tiene la idea de que viven en Galilea y que, debido al censo, la familia tiene que ir a Belén, que está en Judea. La familia es de Galilea, pero Lucas realmente comienza su Evangelio, para ambos, los nacimientos de Juan el Bautista y Jesús, en Judea. Esto será algo importante a considerar.

Luego tenemos, comenzando en 3:23, el comienzo del ministerio de Jesús en Galilea que continúa hasta el 9:50. Ahí está el comienzo del ministerio y en 3:23 hay un anuncio que dice que Jesús comenzó en el año quince del reino de Tiberio, luego viene la genealogía, luego viene la historia de la tentación en el capítulo 4, para llegar a su proclamación, sobre la que hablaremos hoy y la próxima sesión. En 4:14 – 30 se encuentra el primer sermón de Jesús; está muy claro que Lucas quiere presentar este como su primer sermón y hablaremos más tarde sobre ello. Luego tenemos del 4:31 al 8:56, el ministerio en Galilea. Esto es Jesús recorriendo Galilea, sanando enfermos, predicando y enseñando. Luego en el capítulo 9 encontramos un periodo de transición. La mayor parte del capítulo 9 es una transición del ministerio de Galilea hacia la otra parte principal de Jesús que es el viaje a Jerusalén, según el pasaje del Evangelio de Lucas.

Lucas 9:1 Reuniendo a los doce, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para sanar enfermedades. 

 

Notemos que ya no está haciendo el ministerio de Galilea, sino que está preparando el escenario de otros sucesos.

Ahora vamos al final del capítulo, al versículo 9:51. Este es un verso muy largo en Lucas, aunque nunca lo sabrías a no ser que un erudito te lo hiciera ver.

Lucas 9:51 Y sucedió que cuando se cumplían los días de su ascensión, El, con determinación, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.

 

¿Qué significa eso de “su ascensión”? ¿se refiere a la ascensión de Jesús a los cielos? ¿es por su crucifixión porque pusiste a alguien en la cruz? Sea lo que sea, aún no estamos llegando al final del evangelio, estamos solamente en la mitad, ni siquiera hemos llegado a la mitad del Evangelio. Estamos aún muy al principio del evangelio, si consideramos lo que nos queda, y no obstante, lo que Lucas hace el llevar la atención del lector hacia Jerusalén.

Lucas 9:51 Y sucedió que cuando se cumplían los días de su ascensión, El, con determinación, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.

Lucas 9:52 Y envió mensajeros delante de El; y ellos fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos.

 

Y así fueron por las aldeas. Así pues, lo que queda de los próximos 10 capítulos, Jesús está en camino, están en camino a Jerusalén. Ahora bien, estos diez grandes capítulos del viaje hacia Jerusalén, no se encuentra en ningún otro evangelio, solamente está en Lucas. ¿Qué significado tiene? ¿Para qué está ahí?

Luego en 19:45, finalmente Jesús llega a Jerusalén, y del 19:45 hasta el final de Lucas tenemos a Jesús en Jerusalén. Luego comienza el libro de los Hechos y, como dije anteriormente, el siguiente volumen de Hechos comienza contando lo que ocurre al final de Lucas. Sabemos que nos encontramos en el segundo volumen de la obra, porque hace un recuento en el comienzo de Hechos. Primero tenemos las fechas de Hechos 1:1 a 9:43, lo de designado la época antes de los gentiles. La iglesia está en su totalidad dentro de la comunidad judía, la mayoría vive en Judea y Jerusalén, adoran juntos, están bastante tiempo en el templo, en el templo judío. Es muy parecida a una organización judía, los gentiles aún no han llegado y luego tenemos un periodo de transición al igual que tuvimos en el capítulos 9 de Lucas. En el capítulo 10 de Hechos tenemos otra transición de 10:1 a 12:25. Primero tenemos la conversión del primer gentil, es un centurión romano, Cornelio, y encontramos a Pedro defendiendo su conversión, puesto que es controversial, en este momento, traer a la iglesia a un incircunciso, de acuerdo a la descripción de Lucas. Luego tenemos 11:19 – 30.

Hechos 11:19 Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que sobrevino cuando la muerte de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando la palabra a nadie, sino sólo a los judíos.

Hechos 11:20 Pero había algunos de ellos, hombres de Chipre y de Cirene, los cuales al llegar a Antioquía, hablaban también a los griegos, predicando al Señor Jesús.

Hechos 11:21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número que creyó se convirtió al Señor.

Hechos 11:22 Y la noticia de esto llegó a oídos de la iglesia de Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía,

Hechos 11:23 el cual, cuando vino y vio la gracia de Dios, se regocijó y animaba a todos para que con corazón firme permanecieran fieles al Señor;

Hechos 11:24 porque era un hombre bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

Hechos 11:25 Y Bernabé salió rumbo a Tarso para buscar a Saulo;

Hechos 11:26 y cuando lo encontró, lo trajo a Antioquía. Y se reunieron con la iglesia por todo un año, y enseñaban a las multitudes; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Hechos 11:27 Por aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía.

Hechos 11:28 Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que ciertamente habría una gran hambre en toda la tierra. Y esto ocurrió durante el reinado de Claudio.

Hechos 11:29 Los discípulos, conforme a lo que cada uno tenía, determinaron enviar una contribución para el socorro de los hermanos que habitaban en Judea.

Hechos 11:30 Y así lo hicieron, mandándola a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

 

En el versículo 20 la palabra “griegos” es “helenistas”, ¿alguien tiene alguna información al pié de página sobre esta palabra?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Griegos, otros textos dicen helenistas, que se refiere a judíos de habla griega. De hecho también la palabra helenistas podría referirse a griegos solamente. Al menos hay una idea que no solamente se les predicaba a los judíos de habla griega, sino a los griegos también. Esto nos lleva, entonces, al período de los gentiles. Nos encontramos a una iglesia en Antioquía, predominantemente de gentiles y esto es lo que leemos de 11:19 – 30, luego una persecución en Jerusalén en el capítulo 12 y luego regresamos nuestra atención de Jerusalén a los gentiles en 12:25

Hechos 12:24 Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba.

Hechos 12:24 Y Bernabé y Saulo regresaron de Jerusalén después de haber cumplido su misión, llevando consigo a Juan, llamado también Marcos.

 

Yo pienso que quiere decir “regresaron de Jerusalén a Antioquía”. Existen, de nuevo, algunos problemas con el manuscrito porque en 13:1 leemos: “En la iglesia que estaba en Antioquía había maestros y profetas”. Del capítulo 13 hasta el resto del libro de los Hechos, la atención no está puesta en Jerusalén. Ellos van a Jerusalén, Pablo va a Jerusalén varias veces y eventualmente es arrestado en Jerusalén dónde es juzgado y suceden cosas interesantes, revueltas y cosas que ocurren en Jerusalén. Pero la atención del libro de los Hechos no está puesta en Jerusalén. A partir de 13:1 comienza el periodo de “después de los gentiles”, es decir, después que los gentiles han ingresado a la iglesia y entonces el centro de atención se fija en la iglesia de los gentiles, hasta el final del libro. Tenemos, por ejemplo, el primer viaje misionero de Pablo, luego tenemos la conferencia de Jerusalén, en el capítulo 15 y sobre la cual ya hemos hablado. Luego viene el segundo viaje misionero de Pablo y después el tercero. Luego tenemos a Pablo en Jerusalén, su arresto y su traslado a Roma y finalmente tenemos a Pablo en Roma en el que termina el libro, capítulo 28:17 – 31.

Tomemos nota de lo que está pasando. Lucas construye su obra de dos volúmenes. Comienza en Judea, repetidamente viene a Jerusalén, Jerusalén, Jerusalén, te sitúa en Jerusalén por todo el Evangelio de Lucas y luego, en la última semana de vida de Jesús en Jerusalén, donde es crucificado, Él resucita. ¿Dónde aparece Jesús a sus discípulos después de la resurrección de acuerdo a Mateo? En Galilea, exactamente. De acuerdo a Mateo, ¿se apareció Jesús a alguno de sus discípulos en Jerusalén? No. Todas las apariciones de Jesús, el Jesús resucitado de Mateo, son en Galilea no en Jerusalén. Justamente opuesto a esto, el final de Lucas y comienzo de Hechos, Jesús le dice a sus discípulos, después de resucitar, varios le vieron, les dice…

Hechos 1:4  Y reuniéndolos, les mandó que no salieran de Jerusalén, sino que esperaran la promesa del Padre: La cual, les dijo, oísteis de mí;

 

Y dice que estuvieron en Jerusalén por un período de tiempo, creo que fueron cuarenta días, ¿estoy correcto?, algo así. Después de ese período de tiempo Jesús no vuelve a aparecerse a sus discípulos, de acuerdo a Hechos, Él asciende a los cielos, pero por todo ese tiempo estuvo en Judea, así pues, todas las apariciones de Jesús, según Lucas, suceden en Jerusalén. Es interesante ver cómo comienza en Galilea y termina en Jerusalén y luego Hechos comienza de nuevo en Jerusalén y parte para otras partes del mundo expandiendo la visión hacia Antioquía, Asia Menor, Grecia y Europa. Finalmente Pablo termina en Roma al final del libro. Hay un diseño geográfico muy claro en la forma que Lucas organiza sus dos libros y está claramente reflejado en el trazado del libro y es por esto que les di el esquema al principio de la clase.

Regresemos ahora y veamos cómo esto está reflejado en otras partes. Vayamos al discurso inaugural de Jesús tal como lo relata Lucas en el capítulo 4. Vamos a dedicar bastante tiempo a esto pues me van a imitar cuando hagan su trabajo de exégesis. Pongan mucha atención a todos los detalles del texto (pericope). “Pericope” es una palabra griega bastante utilizada por los estudiosos bíblicos que significa, texto, sección de texto sobre la que haces una exégesis. Ustedes deben concentrarse en los detalles de su “pericope” para extraer su mensaje. Así pues, es lo que vamos a hacer con este pasaje 4:16 – 30. Ahora bien, les ayudará si comparan esto – no lo vamos a hacer mucho en estos momentos – con Marcos 6:1 – 6, pues Lucas está tomando este pasaje de Marcos. Lo que va a ser interesante para nosotros es ver lo que Lucas cambia de la escena de Marcos, qué es lo que le agrega. También lo pueden comparar con Mateo 13:53 – 58 porque de ahí es donde lo saca Mateo. Si fuéramos a comparar Marcos con Mateo lo que veríamos es a Mateo siguiendo a Marcos en este pasaje. Aquel toma la historia de Marcos y coloca la suya cronológicamente en el mismo lugar. No tiene a Jesús dando un largo discurso, él solamente lo hace aparecer. 

Tomemos nota ahora de lo que hace Lucas. Lucas toma este texto y hace bastante más con él, así pues, vamos a leerlo y hablar sobre él.

Lucas 4:16 Llegó a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer.

 

Ahora bien, si fueras un buen exégeta tomarías nota de la frase “según su costumbre” e irías a una concordancia para verificar si esta frase era del gusto de Lucas y verías que sí lo es.

Lucas 4:17 Le dieron el libro del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

Lucas 4:18 EL ESPIRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MI, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACION DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS;

Lucas 4:19 PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.

Lucas 4:20 Cerrando el libro, lo devolvió al asistente y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en El.

Lucas 4:21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído.

Lucas 4:22 Y todos hablaban bien de El y se maravillaban de las palabras llenas de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?

Lucas 4:23 Entonces El les dijo: Sin duda me citaréis este refrán: "Médico, cúrate a ti mismo"; esto es, todo lo que oímos que se ha hecho en Capernaúm, hazlo también aquí en tu tierra.

Esto es interesante, puesto que de acuerdo al Evangelio de Lucas, Jesús no habría ido a Capernaúm todavía.

Lucas 4:24 Y dijo: En verdad os digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra.

Lucas 4:25 Pero en verdad os digo: muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra;

Lucas 4:26 y sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda de Sarepta, en la tierra de Sidón.

Lucas 4:27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio.

Lucas 4:28 Y todos en la sinagoga se llenaron de ira cuando oyeron estas cosas,

 

Veamos ahora como comienza la escena, ellos estaban felices, Él es uno más del pueblo, ha venido a casa, están sorprendidos con sus enseñanzas, pero el ánimo cambia. ¿Por qué hay este cambio de ánimo entre los asistentes?

Lucas 4:28 Y todos en la sinagoga se llenaron de ira cuando oyeron estas cosas,

Lucas 4:29 y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad para despeñarle.

Lucas 4:30 Pero El, pasando por en medio de ellos, se fue.

Lucas 4:31 Y descendió a Capernaúm, ciudad de Galilea. Y les enseñaba en los días de reposo;

 

Notemos, esto ocurre en el Evangelio de Lucas cuando viaja a Capernaúm desde Nazaret. En todos los evangelios sinópticos, Jesús hace de Capernaúm su punto base en Galilea, no es su ciudad, Nazaret. De acuerdo a Marcos y Mateo, es más tarde en sus evangelios que Jesús es rechazado en Nazaret y entonces mueve su casa a Capernaúm. Notemos que Lucas lo sabe, Lucas nos está dando la clave que sabe que está sacando este pasaje fuera del contexto en el que la encontró pues la gente dice: “haz aquí lo que hiciste en Capernaúm”. Implicando que ellos ven a Capernaúm como su casa donde vive, por supuesto, puesto que para esa fecha es donde habitaba en los evangelios de Marcos y Mateo, para cuando da su discurso en Nazaret. Lucas toma este pasaje que más tarde encuentra en Marcos lo desplaza y coloca al comienzo del ministerio de Jesús en Galilea. Quiere que sea el primer discurso de Jesús, su primer sermón. Quizá si analizamos el contenido del sermón podremos averiguar el por qué Lucas mueve la historia para colocarla al principio de su ministerio y también entender por qué hizo su discurso bastante más largo. En Marcos, ocupa solamente unos versos pero en Lucas se alarga y se convierte en un gran conflicto. Así pues, veamos estos diferentes puntos. 

En primer lugar yo dije que él dijo “como era su costumbre”. Como hablaremos en las próximas semanas, uno de los principales temas del Evangelio de Lucas y Hechos, es que los buenos muchachos judíos, hacen las buenas cosas judías. Van a la sinagoga, conocen las escrituras, están circuncidados, se mantienen kosher, adoran en el templo. Así pues, el Jesús que nos presenta Lucas es un buen muchacho judío. Veremos esto la próxima vez y les hablaré acerca de estos temas un poco más en profundidad en ambos, Lucas y Hechos. Les hablaré, por ejemplo, por qué es solamente en Lucas donde se cuenta sobre los padres de Jesús, después que nació, cuando fue circuncidado en el octavo día, como debería ser, cómo al mes es llevado al templo para su presentación. Todo esto y Lucas hasta nos cuenta, que es para cumplir la escritura y la ley, refiriéndose a Levítico. Así los padres de Jesús son buenos padres judíos, hacen todo lo que se les dice que hagan y Jesús es un buen muchacho judío, así pues, otra clave aquí, “como era su costumbre”, esto es como que Jesús va al templo todos los sábados.

Miren también, “el espíritu del Señor”, dice en el verso 18, “el espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres.” De nuevo, si buscan en su concordancia todas las veces que aparece el espíritu, en Lucas y Hechos, bien sea llamado el Espíritu Santo, otras veces solamente Espíritu o el espíritu del Señor, encontraremos que es uno de los temas favoritos de Lucas. De hecho, el Espíritu Santo, es el protagonista del libro de los Hechos. Jesús es el protagonista del Evangelio de Lucas, Jesús abandona la escena, de vez en cuando habla fuera de escena, habla a Saúl: Saúl, ¿por qué me persigues? Jesús está diciendo esto tras bambalinas. Así al comienzo del sermón, Jesús habla del espíritu. Notemos también: “para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y la recuperación de la vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos.” ¿Alguno de ustedes conoce el Magnificat, la canción que entona María cuando el ángel le informa que está embarazada? Es una pieza muy importante de la liturgia. Hablaré sobre ella, más adelante con más profundidad. Si ustedes van a una iglesia católica o episcopal, probablemente la escucharán. Se llama Magnificat porque “mi alma engrandece al Señor”, aumenta, magnifica, engrandece, la palabra en latín es “magnificat”. Esta canción entonada por María dice todas estas cosas acerca de Dios, que su hijo levantará al pobre y al oprimido, que Dios ayudará al pobre, que desalojará al rico. Una y otra vez, esa canción de María, esa idea de que Dios ha a hacer la inversión del rico con el pobre, el pobre será hecho rico y el rico pobre, el que esté en lo alto será arrojado a lo bajo y el de abajo será elevado a lo alto, ya lo hemos visto en el Evangelio de Lucas y ahora está aquí en el primer sermón de Jesús. Este es otro de los temas.

Veamos ahora el verso 19, “para proclamar el año favorable para el Señor”. Si utilizan una versión antigua, como la versión del Rey Jorge, ¿alguien la tiene? ¿No? ¿Sí?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: “Para proclamar el año aceptable al Señor”. Muchas traducciones – las antiguas, principalmente – dirán “Para proclamar el año aceptable al Señor”. Esto, como veremos, es otro tema de Lucas. Lo está citando de la escritura pero luego él la incorpora. Por ejemplo, veremos como en una instancia Jesús condena a Jerusalén porque “ellos no reconocieron el momento de su visita”. La presencia de Jesús en la tierra, representa este momento en especial. Es el foco de la historia en un momento dado. De nuevo Jesús, en su primer sermón alude a este “año aceptable para el Señor”, como ser su año; es el año de Jesús en Judea.

Luego, otro tema que vemos aquí, es lo que ocurre a Jesús. Primero vemos cómo Jesús se presenta como profeta, citando o contando historias acerca de Elías, que ayudó a una mujer – el hijo de la viuda, así pues Elías y Eliseo son importantes profetas para Lucas y Jesús se dibuja como siendo como ellos y por esto dice:

Lucas 4:24 En verdad os digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra.

Lucas 4:25 Pero en verdad os digo: muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra;

Lucas 4:26 y sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda de Sarepta, en la tierra de Sidón.  

Lucas 4:27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio.

 

Elías no fue enviado a los judíos, no fue enviado a ninguna viuda judía, fue enviado a una viuda no judía que vivía en Sidón. “Había muchos leprosos en Israel en tiempos del profeta Eliseo”. Eliseo era más joven que Elías, Elías ungió a Eliseo, bueno, no lo ungió, le dio su manta y así Eliseo, después de haberse elevado en su carro de fuego, escucharon la historia del furioso carro de fuego. Elías no muere al final de sus días, sino que es abducido a los cielos por el carro de fuego y antes de esto entrega su manta a Eliseo y desde entonces Eliseo se convierte en el profeta. ¿No había suficientes leprosos judíos? ¿no podía curar a alguno de ellos, Eliseo? No, dice Jesús, no fue enviado a sanarlos, sino que fue enviado a Naaman, el sirio. Así pues, yo les digo, cuando escucharon esto, se enfurecieron todos en la sinagoga y yo pregunto, ¿por qué esto? ¿qué fue lo que les hizo molestarse tanto? Entonces, díganme, ¿por qué dice que se enfurecieron al escucharlo? ¿no hay leprosos judíos Eliseo? ¿no hay viudas judías Eliseo? ¿por qué se enfurecieron?

Estudiante: Está diciendo que él no está allí por ellos.

Profesor Dale Martin: Exacto, Jesús está diciendo, yo no estoy aquí por vosotros, o al menos está diciendo que Elías y Eliseo fueron enviados a los gentiles y no a los judíos. Notemos lo que Lucas ha hecho aquí. En primer lugar ha situado a Jesús como profeta, como Elías y Eliseo y en segundo Jesús predice que su mensaje irá hasta los gentiles. No ha ido aún, en el Evangelio de Lucas está aún bastante cercano a los judíos. De hecho, Pedro tiene que tener una revelación en el libro de los Hechos antes de ir a predicar a los gentiles, tal como veremos más adelante. Los gentiles no están recibiendo el Evangelio aún, pero Jesús está prediciendo que lo recibirán, así pues encontramos otro tema con los que juega Lucas. Notemos otra cosa ¿Qué sucede cuando Jesús dice esto? Es rechazado por su propia gente. Así vemos otro tema de Lucas y Hechos, que los verdaderos profetas son rechazados por su propia gente. No es aceptado un profeta en su propio país. Jesús, el gran profeta, como Elías y Eliseo, no es aceptado en su propio país, es rechazado y la misión hacia los gentiles ocurre después del rechazo de los judíos. Este va a ser un tema recurrente en Hechos, no tanto en Lucas. Lucas es como el prólogo de Hechos en este capítulo, con el sermón de Jesús, porque Jesús nunca predicó a los gentiles. Tienes que esperar a Hechos para verlo. Pero Lucas está siendo el prólogo del rechazo de los judíos hacia el Evangelio para luego llevarlo a los gentiles, tal como vemos en Hechos y lo preludia en este primer sermón de Jesús.

Luego, el último tema que encontraremos aquí es el de cómo tratan de matar a Jesús por lo que él dice, este va a predecir este tema por todo el Evangelio – por dónde vaya el Evangelio, habrá persecución. Cuando llegamos a Hechos veremos esto como el martilleo de un tambor dentro de nuestra cabeza: Pablo va a la ciudad, en primer lugar visita la sinagoga, predica a los judíos de la sinagoga, todos se ponen furiosos, algunos le aceptan, de esos unos pocos acaban aceptándolo, veremos esto en Hechos también, pero la mayoría no le acepta. Rechazan a Pablo, lo echan de la ciudad o tratan de apedrearlo, o de perseguirlo sacándolo de la ciudad y Pablo entonces comienza a predicar el mismo mensaje a los gentiles y ellos le aceptan y forman una iglesia. Va a la ciudad siguiente, lo hace en Tesalónica, lo hace en Filipos, lo hace en Corinto, trata de hacerlo en Atenas, pero no lo logra, puesto que nadie le presta atención. Después de todo esta es una ciudad universitaria, están de vuelta, lo saben todo.

Este tema de los profetas siendo rechazados y el rechazo del mensaje por los judíos es lo que hace que el mensaje sea llevado a los gentiles. Este mensaje sonará una y otra vez. Así vemos que Lucas ha transpuesto la historia de Jesús predicando en Nazaret, desde dónde la encuentra en Marcos, la cual es más tarde en el ministerio de Jesús, pero él la coloca al principio del ministerio de Jesús y la adorna con todas estas otras cosas. Esto debe ser una clave importante cuando comparamos a Lucas con Marcos; saber esto es muy importante; tiene que ser una forma de ver lo que el autor nos quiere decir.

Notemos: ¿Le preocupa a Lucas el momento histórico en que sucedió el evento de Nazaret? De ninguna manera, puesto que conscientemente está tomando la historia desde un punto y colocándola en otro, lo que nos dice una cosa, que para él no es importante el momento histórico en que sucedió. Lo que es importante para él es el uso de la historia para enfatizar el mensaje teológico que quiere resaltar. Vayamos ahora a otro pasaje donde Lucas vuelve a hacer lo mismo. Vamos a Hechos 11. ¿Alguna pregunta? No. Me encantan los estudiantes dóciles, siempre felices con todo lo que les cuento.

Lucas 11:19. Lo leímos anteriormente, pero es importante ver lo que Lucas hace.

Hechos 11:19 Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que sobrevino cuando la muerte de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando la palabra a nadie, sino sólo a los judíos.

Hechos 11:20 Pero había algunos de ellos, hombres de Chipre y de Cirene, los cuales al llegar a Antioquía, hablaban también a los griegos, predicando al Señor Jesús.

Hechos 11:21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número que creyó se convirtió al Señor.

Hechos 11:22 Y la noticia de esto llegó a oídos de la iglesia de Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía,

Hechos 11:23 el cual, cuando vino y vio la gracia de Dios, se regocijó y animaba a todos para que con corazón firme permanecieran fieles al Señor;

Hechos 11:24 porque era un hombre bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

Hechos 11:25 Y Bernabé salió rumbo a Tarso para buscar a Saulo;

Hechos 11:26 y cuando lo encontró, lo trajo a Antioquía. Y se reunieron con la iglesia por todo un año, y enseñaban a las multitudes; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

 

¿No es esta una hermosa manera de resumir? En este corto espacio, Lucas, el autor, aquel del que nosotros acostumbramos a llamar al escritor del Evangelio, aunque no creemos que el autor sea el histórico Lucas, pero que continuamos haciéndolo porque es más fácil que decir “el autor”. Lucas, con este párrafo, nos mueve la cabeza para que cambiemos nuestra mirada desde Jerusalén, Judea, el movimiento orientado hacia los judíos, y nos enfoquemos en Antioquía donde nos encontramos con un movimiento griego, la mayoría greco-parlantes: Antioquía.

El versículo 20 en inglés dice: “But there were some of them, men of Cyprus and Cyrene, who on coming to Antioch spoke to the Hellenists also, preaching the Lord Jesus (ESV).” Las letras subrayadas dicen “hablaron a los helenistas también”. Lo que sigue es la explicación que el profesor da sobre la vaguedad de la palabra “helenista”. N. del T.    

Esta es una de las razones por lo que creo que la traducción de “helenistas” no es correcto. Creo que o en versiones originales en griego y como algunos manuscritos lo tienen en el día de hoy o traduciendo esta palabra como los griegos o griegos de origen étnico. ¿Por qué yo creo que se trata de los griegos de Grecia y no a los judíos de habla griega? ¿Alguien tiene alguna idea? Puesto que esta no es la primera vez que seguidores de Jesús han hablado a los judíos greco-parlantes. Lo tenemos en Jerusalén – en la primera parte de Hechos nos dijo que habían judíos greco-parlantes formando parte de la comunidad, de hecho nos dijo que Esteban había hablado a esa parte de la comunidad. Así pues, ya tenemos, antes de llegar al capítulo 11, la idea de que el Evangelio de Jesús ha sido llevado a los judíos de habla aramea y griega que se encontraban en Jerusalén. Ahora, aquí, está hablando de algo nuevo y diferente, estos no son judíos de habla aramea ni griega, está hablando de gentes que no son judías. Esta es la primera vez que tenemos, en el libro de los Hechos, la indicación de la expansión del movimiento fuera de Jerusalén, llevado hacia los griegos de raza. Por esto creo que por “griego” entiendo gentiles, no solamente griegos de raza, sino cualquiera que no fuera judío.

Lo que es interesante es esta forma de situarse fuera de lugar. Una de las cosas que argumento es que al contrario de lo que esta traducción que acabo de leer, pretende insinuar que era la primera vez que hablaban a judíos greco-parlantes, yo creo que el texto original quería decir que era la primera vez que hablaban a gentes no judías. Ahora bien, no es la primera vez que la gente de Hechos han hablado con no judíos, ¿Cuándo es la primera vez, de acuerdo a Hechos, que la gente habla a no judíos, les predica el Evangelio y los no judíos se convierten en miembros de la iglesia? ¿Cuándo? ¿Todavía no han leído Hechos? Cornelio, el centurión, el centurión romano. Recuerden lo que dije, Pedro tiene que tener una serie de revelaciones en la terraza antes de convencerse para finalmente, ir a predicar a los gentiles y convertirlos. Eso ocurre en Hechos 10. Mantengan su dedo en Hechos 11:19 y vamos a Hechos 8:1–4. Creo que lo he mencionado anteriormente, pero vayamos ahora con más detenimiento, esto tiene lugar después de que Esteban es apedreado. Esteban, ¿es un buen nombre hebreo o arameo? No, no lo es, ¿alguien sabe de dónde viene la palabra Esteban? Levanten la mano. Sí

Estudiante: [Inaudible] 

Profesor Dale Martin: Corona. Sí viene de la palabra griega “stephanos” que significa “corona”. Notemos que ya hay judíos greco-parlantes en la iglesia y Esteban es uno de ellos. De hecho, los siete diáconos elegidos y que son nombrados un poco antes de esto, el libro de los Hechos dice que fueron elegidos para que sirvieran a los greco-parlantes, puesto que algunas viudas greco-parlantes no eran atendidas debidamente en la distribución de comida y dineros, de acuerdo al texto. Por eso son nombrados los siete diáconos. De esos siete, algunos tenían nombres griegos. Así pues ahí están los judíos greco-parlantes de Jerusalén. Así pues, después de la escena sobre la muerte de Esteban, tenemos esto:

Hechos 8:1 Y Saulo estaba de completo acuerdo con ellos en su muerte. En aquel día se desató una gran persecución en contra de la iglesia en Jerusalén, y todos fueron esparcidos por las regiones de Judea y Samaria, excepto los apóstoles.

Hechos 8:2 Y algunos hombres piadosos sepultaron a Esteban, y lloraron a gran voz por él.

Hechos 8:3 Pero Saulo hacía estragos en la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando a hombres y mujeres, los echaba en la cárcel.

Hechos 8:4 Así que los que habían sido esparcidos iban predicando la palabra.

 

Felipe, era uno de esos diáconos, además de Esteban. Felipe es un buen nombre griego, al menos es un nombre de Macedonia, nombrado por su rey.

Hechos 8:5 Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.

 

Luego tenemos a Felipe yendo a Samaria y otras cosas más. Mantengan su puesto y lean… “Así que los que habían sido esparcidos iban predicando la palabra”. Sin pararse a pensar, vayan rápidamente a Hechos 11:19 y lean… “Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que sobrevino cuando la muerte de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando la palabra a nadie, sino sólo a los judíos”, pero luego llevaron este mensaje a los griegos y los gentiles.

En otras palabras, tomando el verso 8:4 como partida, originalmente este debería seguir con el 11:9 puesto que se puede ver cómo se detiene la narrativa y luego continúa en 11:19. Lucas tomó lo que era una fuente para él la cual tenía un orden. Esteban predica el Evangelio a los judíos, estos se enfadan, le persiguen y apedrean. La persecución de Esteban da comienzo a más persecución a la iglesia de Jerusalén, el rechazo del Evangelio por parte de los judíos, los discípulos son dispersados y ¿dónde van a predicar? A los gentiles. ¿Hemos visto anteriormente este patrón? Lo vimos en el primer sermón de Jesús. Lo que Lucas ha hecho ha sido dividir esto que muestra el patrón y entremedias coloca todo lo que va en los capítulos 8, 9, 10 y la primera parte del 11. Ahora yo les pregunto ¿por qué Lucas dividió esta narrativa y colocó todo este material, entremedias de estos dos párrafos? ¿qué es lo que hay en estos capítulos, 8, 9, 10 y comienzos del 11, que Lucas quería incluir?

Estudiante: [Inaudible]

Profesor Dale Martin: Pedro predicando a Cornelio, el gentil. ¿Quiénes fueron los primeros en predicar a los gentiles? Eran anónimos de acuerdo a su fuente; no sabemos quiénes fueron. Algunos seguidores de Jesús, seguidores de habla griega que estaban en Judea y Jerusalén y la abandonaron al comenzar la persecución para dirigirse a diferentes lugares del Este del Mediterráneo, llevándose consigo el Evangelio. En su camino no solamente hablaron con los judíos de habla griega, sino también a los gentiles; esto es lo que dice la fuente. Lucas lo divide y en realidad no quiere hacerlo. Primero quiere decir que Felipe fue a Samaria y predicó en Samaria, así pues aquí tenemos a Samaria. Luego tenemos toda la historia con Pedro. Ustedes conocen la historia de Pedro cuando se encuentra en el tejado de la casa orando y aparece la sábana con todos esos animales impuros, con cocodrilos y serpientes y todas esas cosas que son parte de la escuela dominical, que vienen hacia él, no nos dice que sean cocodrilos ni serpientes, esto es solo el recuerdo de la escuela dominical. Son animales impuros y se le ordena que los mate y los coma, a lo que responde que él es un buen judío y no puede hacerlo, no es kosher, la voz desde los cielos dice que todo lo que Dios ha purificado él no puede hacerlo impuro. La visión aparece por tres veces. ¿Por qué? Porque Pedro no quiere llevar el mensaje a los gentiles.

Así, finalmente, Pedro es obligado a llevar el mensaje a los gentiles, por medio de una revelación de Dios y luego tenemos la historia del bautismo de Cornelio y su casa, el primer gentil converso. Después Pedro regresa a Jerusalén y todo el pueblo, digamos los judíos de Jerusalén le preguntaron, ¿por qué hiciste eso? Se supone que no debes traer incircuncisos a la iglesia. Pedro entonces, tiene que defender sus hechos y finalmente gana el argumento. Hasta Jacobo, el conservador, cabeza de la iglesia de Jerusalén, les dice, Dios también debe haber incluido a los gentiles. Lucas quiere que sea Pedro el primero que lleva el mensaje a los gentiles y lo hace después de que es impulsado por Dios a hacerlo. Lucas sabe que los primeros que llevaron el primer mensaje a los gentiles, fueron aquellos anónimos seguidores de Jesús, puesto que está en la fuente que él toma. Él divide su fuente y coloca entremedias todo esto de Pedro, porque él quiere que sea Pedro el primero y luego los demás. En otras palabras, lo que aquí encontramos es la clave de lo que es el eje del libro de los Hechos.

Regresemos a Hechos 1:8…

Hechos 1:8 pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.    

 

En cierto modo, esto nos da la pauta del libro de los Hechos. Es Jesús, listo para ascender a los cielos, hablando a sus discípulos, en las afueras de Jerusalén. “Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros” de nuevo aparece el Espíritu Santo, tan importante para Lucas, “me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta los confines de la tierra”. Esta es exactamente la forma en que construirá el libro de los Hechos. Jerusalén, Judea es el país dónde se encuentra Jerusalén; Samaria es otra parte de allí, pero háganse la idea de que el mensaje va siendo dibujado en círculos concéntricos. Por esto es que Felipe fue a Samaria justo antes que Pedro vaya a los gentiles con Cornelio, en el capítulo 10. En el capítulo 8, Felipe va a Samaria y luego en el 10 Pedro va a los gentiles, luego tenemos los gentiles y tenemos Roma dónde el libro termina. Simbólicamente, Roma representa los confines de la tierra. Este es todo el mundo. Entonces, ¿por qué, si miramos a los detalles, podemos decir que Lucas no nos está contando lo que ocurrió en un orden cronológico o exactitud histórica? Él lo coloca en un orden, inclusive el esquema del libro, de forma que quiere mostrar el mensaje del Evangelio centrado en Jerusalén, esto es lo que hace en la primera parte de Lucas, es por esto por lo que tiene 10 capítulos centrados en el viaje a Jerusalén. Él quiere que pongamos nuestro centro de atención en Jerusalén, a través del Evangelio. Pero una vez que una vez que estamos en Jerusalén, pone el foco de atención en el hecho de que el Evangelio va mucho más allá de Jerusalén.

Una última cosa, vamos a Lucas 21:20 – 27. Vamos a extraer mucho más de esto, la próxima vez cuando hablemos de Lucas y Hechos acerca de cuáles son los ejes temáticos de estos dos libros. La próxima vez comenzaré con esto, repetiré esto una vez más y solo para que enfoquen sus mentes miren Lucas 21. Lucas obtiene esto de Marcos 13, pero tomen nota de cómo Lucas lo cambia. Verso 20.

Lucas 21:20 Pero cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su desolación está cerca.

Lucas 21:21 Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes, y los que estén en medio de la ciudad, aléjense; y los que estén en los campos, no entren en ella;

Lucas 21:22 porque estos son días de venganza, para que se cumplan todas las cosas que están escritas.

Lucas 21:23 ¡Ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días! Porque habrá una gran calamidad sobre la tierra, e ira para este pueblo;

Lucas 21:24 y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

Lucas 21:25 Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas,

Lucas 21:26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las potencias de los cielos serán sacudidas.

Lucas 21:27 Y entonces verán AL HIJO DEL HOMBRE QUE VIENE EN UNA NUBE con poder y gran gloria.

 

¿Recuerdan cuando hablamos acerca de cómo podíamos decir cuándo Marcos había escrito su Evangelio debido a que él situaba la abominación de la desolación en el templo? Probablemente se refería a la profanación del templo por Antíoco IV Epífanes, pero Marcos creía que sucedería en el futuro, probablemente en tiempo de los romanos. Justo después de esto, vendría el Mesías, ocurren todas esas cosas terribles y el Mesías viene. Lucas está usando a Marcos como su fuente, Marcos 13, pero observen cómo Lucas lo cambia. En el verso 20Pero cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos”, esto no está en Marcos.

Voy a ir rápidamente sobre esto, ustedes tendrán que leerlo por sí mismos. Vayan al verso 24…

Lucas 21:24 y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

 

“Caerán a filo de espada” así pues los judíos serían vencidos, dice. No solamente tendrás Jerusalén rodada por el ejército romano, sino que serán también derrotados, por la espada. “Serán llevados cautivos entre otras naciones”. En efecto, los judíos fueron llevados cautivos a Roma y luego vendidos y dispersados en diversas naciones como esclavos. “y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”. Nada de esto se encuentra en la fuente de Lucas, es decir en Marcos. Esto nos dice que Lucas está escribiendo después de la destrucción de Jerusalén, porque él está contando lo que ocurrió. Hasta dice que habrá que va a haber un tiempo de dominación de los gentiles en Jerusalén. Si continúas leyendo, es después de esto que viene el Mesías entre las nubes y ahí vuelve a retomar la historia. Observemos todo esto en Lucas y Hechos, podemos darnos cuenta leyendo sus fuentes y las forma en que las edita. Lucas está escribiendo algo después de la destrucción de Jerusalén y el tiempo en el que lo cuenta está allí. ¿Cuál es ese tiempo? “el tiempo de los gentiles”.

¿Alguna pregunta?

Hasta la próxima.

 

DJBx